“No le cuenten al Pollo”: Claudia Conserva estalló en lágrimas en pleno programa

La animadora Claudia Conserva no aguantó la emoción ante un especial recuerdo.
claudia conserva

Nostalgia pura. Eso fue lo que invadió a Claudia Conserva la tarde de este martes en su programa de TV+, espacio donde las lágrimas le brotaron sin filtro.

Fue en Claudia Conversa que rememoraron aquellas series animadas de los años 70 y 80, cuando mencionaron a Candy, los dibujos animados más populares de la época.

En ese momento, la animadora no pudo contener la emoción y se largó a llorar.

"No le cuenten al Pollo": Claudia Conserva estalló en lágrimas en pleno programa
Claudia Conserva | Fuente: Claudia Conversa

“Me dio pena. Perdón”, dijo la conductora presa de la nostalgia, pues sin querer queriendo realizó un viaje al pasado, a sus años de infancia.

“¿Estás llorando de risa o de pena?”, quisieron saber sus compañeros, a lo que Claudia Conserva aseguró que sus lágrimas eran por ambas razones.

Fue tanta su emoción que le pidió a todos: “No le cuenten al Pollo (Valdivia) que lloré”, explicando que “Lloro, porque es imposible no evocar esa época, en donde no teníamos problemas”.

"No le cuenten al Pollo": Claudia Conserva estalló en lágrimas en pleno programa
Claudia Conserva | Fuente: Claudia Conversa

¿Qué hizo llorar a Claudia Conserva?

Esta conmovedora situación no pasó desapercibida para nadie, por lo que la animadora, ya un poco más en calma contó el motivo que la hizo llorar a mares.

“Me acuerdo de que (en su anterior programa) invitamos al Capitán Memo, que empezó a cantar todas las canciones y recuerdo que nos pusimos a llorar, porque uno se acuerda de su infancia”, indicó.

"No le cuenten al Pollo": Claudia Conserva estalló en lágrimas en pleno programa
Claudia Conserva | Fuente: Claudia Conversa

En ese sentido, aprovechó de lanzar una particular reflexión, a la hora de comparar esas décadas con los movidos tiempos que enfrentamos actualmente.

“Ahora el mundo está malo, la gente está loca, son todos agresivos, y todo lo ven con maldad”, lamentó.

“Uno queda sensible, pero es natural. Además, yo decidí que todo me importa nada. Si quiero llorar, lloro”, cerró Claudia Conserva sin dejar la emoción de lado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS