Vida Saludable: Los 5 trucos japoneses para lucir delgados

El estilo de vida saludable japonés puede ayudar a bajar de peso. En esta nota te contamos 5 opciones que ayudan a perder peso.
Vida Saludable

Es conocido que mantener un estilo de vida saludable tiene un gran impacto en la salud y en el desarrollo personal. Pese a que esto no es novedad, hay algunos trucos que pueden ayudarnos con el aspecto estético que a muchas personas les interesa.

Entre los múltiples hábitos que poseen los japoneses, hay algunos que favorecen la pérdida de peso. Más allá de la alimentación, te contamos cuáles son los 5 trucos que te ayudarán a mantener un estilo de vida saludable.

Vida Saludable
Vida Saludable. El método japonés que te ayudará a bajar de peso. Foto: (Pinterest)

Vida Saludable: Sigue estos consejos

Alimentación saludable y liviana: La cocina japonesa, reconocida por su exquisita variedad y técnicas culinarias, tiene un enfoque particular en la facilidad de digestión. Sus platos, predominantemente compuestos por arroz, fideos de arroz y una amplia gama de verduras frescas, se destacan por su naturaleza liviana y fácil asimilación. Lo fascinante de esta gastronomía es su adaptación a las estaciones, un aspecto clave para mejorar la digestibilidad de sus alimentos.

Durante el verano, los japoneses prefieren productos crudos y frescos, como el sashimi y las ensaladas de vegetales, que son refrescantes y gentiles con el estómago, mientras que en invierno optan por métodos de cocción más suaves, que ayudan a brindar una sensación reconfortante y cálida, manteniendo la facilidad de digestión. Esta atención meticulosa a la estacionalidad no solo resalta la frescura de los ingredientes, sino que también subraya la preocupación por la salud digestiva.

Vida Saludable
Vida Saludable. Con estos hábitos, puedes mejorar tu salud. Foto: (Instagram)

La adaptabilidad de la cocina japonesa no solo se centra en la diversidad de sabores, sino también en garantizar una experiencia culinaria que no sobrecargue el sistema digestivo, permitiendo disfrutar de los alimentos de manera ligera y cómoda, independientemente de la época del año. Esta sabiduría culinaria milenaria no solo satisface el paladar, sino que también ofrece una armonía especial entre el cuerpo y los alimentos que se consumen.

No saciarse: El método Hara Hachi Bu, arraigado en la cultura japonesa permite mantener un estilo de vida saludable porque encarna un enfoque único hacia la alimentación al promover la moderación y la conciencia corporal. Su significado literal, “comer hasta que estés al 80% lleno”, contrasta notablemente con la mentalidad occidental de comer hasta la saciedad.

Esta práctica milenaria no solo enfatiza la importancia de detenerse cuando se comienza a sentir la satisfacción, sino que también fomenta una conexión más profunda con las señales del cuerpo, permitiendo evitar la sensación de saciedad excesiva y promoviendo una mejor digestión y bienestar general.

Tomar baños calientes: Otro de los hábitos de los japoneses para mantener un estilo de vida saludable, y bajar de peso es tomar baños calientes por 20 minutos al día. Esto ayuda al cuerpo a quemar calorías, reducir la inflamación y facilitar el sueño.

Promover el hábito de hacer ejercicio moderado: Si bien existe hay todo un movimiento que fomenta permanecer largas horas en el gimnasio con rutinas que, muchas veces, resulta inalcanzables, los japoneses promueven todo lo contrario para sostener la vida saludable. En tal sentido, para lucir delgado promueven hacer entrenamientos moderados, como caminar a diario, hacer yoga o estiramientos.

Vida Saludable
Una buena postura te hará verte esbelto. Foto: (Pinterest)

Buena postura: El médico japonés Toshiki Fukutsudzi ha propuesto una técnica singular para mejorar la postura y, según sus afirmaciones, ayudar en el proceso de adelgazamiento.

Su método implica una serie de movimientos simples pero específicos: desde sentarse en el suelo con las piernas estiradas y una toalla enrollada detrás de la espalda, hasta acostarse con la toalla bajo la cintura, intentando acercar los dedos de los pies formando un triángulo y, finalmente, levantar los brazos sobre la cabeza en un intento por juntar los dedos meñiques. Este enfoque busca fortalecer la postura y, potencialmente, estimular áreas musculares que podrían influir en la pérdida de peso, proponiendo una conexión entre la alineación corporal y la salud física.

ARTÍCULOS RELACIONADOS