Talones resecos: Fórmula de 3 pasos para deshacerse del problema

Los talones resecos son un problema bastante geenralizado.
Talones resecos

Llevar los talones resecos significa para muchas personas una situación de gran incomodidad. Pese a que arrancó la temporada de lucir los pies en sandalias o hawaianas frescas, hay quienes prefieren ocultar sus pies porque se encuentran escamados debido a una gran deshidratación. Y, si bien estéticamente es un gran problema, es más preocupante el complejo personal y emocional que puede generar en quien lo padece.

Lamentablemente, no hay soluciones inmediatas, ni de un día para el otro. Resolver esta cuestión lleva su tiempo y no admite de soluciones “mágicas”. Pues, los productos que se presentan como los salvadores perfectos, tienen más de engaño que dé respuesta para curar los talones resecos. Ahora bien; dermatológicamente, hay una fórmula que ayuda a recuperar esta parte del cuerpo tan rebelde.

Talones resecos
Llevar los talones resecos puede producir ciertas inseguridades.

Adiós a los talones resecos

La Dra. Catherine Córdova, médica dermatóloga peruana e influencer, revela en uno de sus posteos en Instagram cuáles son los pasos para deshacerse de los talones resecos y brinda datos de lo que se debe hacer y lo que no para evitar que el problema se acentúe o prolongue. En principio, aconseja no limarlos seguidamente, ya que a largo plazo esto hará que se “engrosen más”. Y seguidamente señala que el mejor remedio es hidratarlos todos los días con cremas bien potentes.

1.La profesional detalla que es necesario utilizar cremas que sean más queratolíticas, de preferencia con urea o con ácido salicílico.

2. Luego, se debe colocar encima una pomada o vaselina.

3.Finalmente, hay que colocarse medias. “Repite estos pasos todas las noches y vas a tener unos talones y pies superlindos pasa el verano”, indica la profesional.

Talones resecos
Las cremas hidratantes son de gran ayuda para acabar con los talones resecos.

Con constancia, pero sin excesos

Tal como lo explicó Córdova, la Dra. Cristina Egurren, dermatóloga española habla también de lo importante que es la constancia para mantener la piel saludable. Esto rige, no solo para los talones resecos que siempre exigen un gran esfuerzo, sino para toda la extensión de la piel que es el órgano más grande del cuerpo.

“Una piel sana con una función barrera adecuada es tolerante y se mantiene hidratada. Repito, se mantiene hidratada”, explica la profesional en su famosa cuenta de Instagram. A su vez, destaca el valor de la rutina sin caer en los excesos. “Tu piel está preparada para mantenerse en equilibrio, pero si hacemos su trabajo por ella (hidratándola constantemente desde fuera), se vuelve perezosa y deja de hacer lo que debería. O acaso, ¿si alguien externo hiciera tu trabajo por ti, seguirías tratando de hacer ese trabajo por ti misma? No, ¿verdad? Pues la piel tampoco”, resume.

Y brinda unos consejos dermatológicos para poner en práctica:

-Hidrata solo en los momentos que sea necesario

-Ayuda a tus células a trabajar mejor y no volverse perezosas ¿Cómo? RETINOL. Como no podía ser de otra forma.

Talones resecos
Para prevenir el mal de los talones resecos se necesita ser constante con la rutina de cuidado.

“Soy consciente de que deciros que la hidratación diario no es necesaria (incluso contraproducente) no es fácil de entender ni aceptar, pero os puedo asegurar (yo y muchas de las pacientes que he ido tratando con estos conceptos) que es así. Amigas que elegisteis la pastilla roja 💊🔴, ya os dije que “cuestionará muchas de las creencias sobre el cuidado de la piel que hasta ahora dabas como verdad absoluta, lo cual te transportará a una nueva dimensión”. ¿Seguimos explorando?”, plantea.

Y por último, no hay que olvidar que la belleza comienza por la salud, de modo que si el anhelo es terminar con el problema de los talones resecos, lo ideal es llevar también una alimentación saludable. En este sentido, la Dra. Georgina Ferzli, también dermatóloga aconseja incluir en la dieta “alimentos ricos en antioxidantes (como los arándanos, las espinacas, el açaí, las naranjas, el brócoli o cualquier fruta o verdura de hoja verde)” que ayudan a cuidar la piel.  

ARTÍCULOS RELACIONADOS