Poros: 6 tips para reducir su dilatación

¿Se puede cerrar los poros?
Poros

Existe una obsesión generalizada por “cerrar” los poros que nadie sabe a ciencia cierta de dónde proviene. Hay quienes sienten un verdadero complejo por esto, cuando en realidad es parte de la estructura de la piel, por lo que no se borran, ni deberían hacerlo. La solución es dejar de mirarse en el espejo muy de cerca, pues nadie más puede apreciar esta característica en nosotros.

Sin embargo, cuando el problema está en la dilación, se pueden tomar algunas medidas para contrarrestarlo. El farmacéutico especializado en Industria Cosmetica e influencer, Héctor Núñez plantea que el tamaño de los poros viene determinado por la genética, el sexo y las hormonas de cada persona. Y “aunque existen factores externos que harán que se dilaten”, los hombres tienen más probabilidades de padecerlo.

“Los poros no van a cerrarse ya que son indispensables, por ejemplo para mantener la piel hidratada y protegida. Las glándulas sebáceas presentes secretan el sebo que va a proteger tu piel y contribuir a la hidratación, además de aportar vitaminas liposolubles a la superficie cutánea”, explica en su cuenta de Instagram @cosmetocrítico.

Poros
Los poros cumplen muchas funciones en la piel.

Por otra parte, es a través de los poros que las glándulas sudoríparas apocrinas secretan sudor, pese a que “contribuyen en menor medida que las ecrinas”. El instagramer se explaya y señala que “sudamos como mecanismo para regular la temperatura corporal y eliminar desechos del cuerpo”, aunque claro, en esto, los riñones son los “reyes”.

“Por los poros también sale el pelo”, añade y plantea un escenario más desconocido: “Ahora imagina que taponamos todo eso. Seríamos una gran princesa bultos. Cerrar los poros o cambiar su tamaño supondría una reestructuración total a nivel de dermis y epidermis que no conseguiríamos”, dice el experto.

Poros dilatados: sus causas

Núñez ratifica: “los poros no se cierran ni se borran” con cosmética, pero “sí que pueden dilatarse” y explica los 6 motivos por los que esto ocurre:

1-Mala higiene: la acumulación de sebo y suciedad va a producir una obstrucción del poro que dará lugar a una dilatación.

2-Exposición solar: La radiación solar daña los componentes de la dermis y epidermis, dando lugar a la dilatación del poro, de hecho los poros dilatados son una de las manifestaciones del fotoenvejecimiento.

POROS

3-Piel grasa: La producción excesiva de sebo es el factor que más afecta a la dilatación.

4-Cambios hormonales: Durante la ovulación se produce una dilatación del poro transitoria debido a un aumento de la producción sebácea.

5-Acné: La inflamación producida por el acné puede resultar en micro-cicatrices en el canal del folículo, lo que favorece su obstrucción y dilatación.

6-Edad: La edad va acompañada de envejecimiento acompañado de cambios, lo que produce una dilatación en el tamaño de los poros.

5 medidas para minimizar la dilatación de los poros

1-Higiene: Así evitamos el cúmulo de sebo y suciedad evitando que se dilaten. Debe dejar la piel limpia, pero sin que parezca un secarral, ya que si reseca, estimulamos la producción de sebo como compensación.

2-Fotoprotecición: Evitar así la destrucción del colágeno por activación de la metaloproteinasas aka metaloperras. Un plus si utilizamos antioxidantes.

Poros
La exfoliación es una aliada contra la dilatación de los poros.

3-Sebonormalizar: Con ingredientes como la niacinamida, ácido azelaico, ácido salicílico, zin retinoides, extracto de té, azeloglicina.

4-Estímular: La sínteis de componentes de la dermis debe ser estimulada para mantener las estructuras de sostén como el colágeno, evitando su degradación con el uso de retinoides, péptidos.

5-Exfoliar: Con hidroxiácidos para favorecer la eliminación de células muertas, prevenir la obstrucción del poro y estimular la síntesis de colágeno. También puede utilizarse ácido salicílico si se presentan puntos negros y granitos, por su actividad sebonormalizadora y antiinflamatoria.

Con todos estos consejos a tener en cuenta, ya estamos en condiciones de decir que la piel está cuidada y que los poros no son un problema, más que para nosotros que nos miramos muy de cerca en el espejo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS