Crema pastelera: 2 tips de un experto para evitar los grumos

La crema pastelera tiene sus propios secretos. Conocelos.
Crema pastelera

Se trata de uno de los complementos más usados y gustosos de la repostería. La crema pastelera es una tradición que no pasa de moda y que, elaborada, como se debe ofrece una experiencia exquisita al paladar de cualquiera fanático de los postres. Por lo mismo, el chef Heinz Wuth revela 2 tips para prepararla en casa con una consistencia suave, deliciosa y sin los fastidiosos grumos.

“Hay muchas técnicas para hacer una crema pastelera. Te entrego mi preferida. El control de temperaturas es importante”, anticipaba el especialista que incorpora la ciencia a la gastronomía. Por medio de su cuenta de Instagram en la que ofrece todo tipo de consejos y recetas con sus respectivas explicaciones, el también influencer deja los ingredientes y el paso a paso para lograr la mejor crema pastelera.

Crema pastelera
Preparar la crema pastelera es bastante sencillo, pero debe hacerse con mucha atención.

Crema pastelera en pocos pasos

Tal como lo explica en la presentación de su posteo, la temperatura bajo la cual se elabora este postre cumple un papel fundamental. Para la receta e un litro, se necesita:

– 100 gr almidón de maíz

– 1 lt leche

– 200 gr yemas

– 200 gr azúcar

– Vainilla

El primer paso para este manjar es mezclar almidón de maíz con un poco de leche en una cacerola y luego agregar las yemas. Aparte, calentar la leche con el azúcar y vainilla o extracto. Y, es justamente donde aparece el primer tip: “Atención con la siguiente parte”, advierte el chef. Se debe hervir la lecha hasta notar muchas burbujas, en ese instante se debe verter todo revolviendo vigorosamente, para lo cual se puede pedir la ayuda de alguien más. Después de unos segundos se puede ver cómo la crema espesa y ya está lista.

Crema pastelera
La crema pastelera es una de las favoritas, dado su bajo costo.

Sin embargo, si esto no ocurre, aquí viene el segundo tip. Hay que colocar la preparación al fuego por un minuto. “¿Por qué ocurre esto? Si se vierte la leche directo sobre las yemas se coagularán en exceso sobre 70 grados, pero si se unen con leche y almidón  sobre el punto logramos una cocción más controlada. Y como la leche está sobre 90 grados es suficiente para que el almidón gelatinice, por eso debe hacerse ideal, 1 litro, ya que retiene más el calor por la cantidad. Y se obtiene una crema suave, sin sabor crudo y sin grumos”, precisó.

La crema pastelera tiene sus orígenes en Francia, como “crème pâtissière” y el relato popular explica que quien la inventó fue François Massialot. Este era un cocinero bastante famoso para la época en Limoges que sirvió a, ya que se dedicaba a cocinar para personas ilustres de la época, ya sean cardenales, marqueses y duques. En su obra “Le Cuisinier Royal et Bourgeois”,  que fue publicada en 1705, aparece por primera vez la receta de la crema pastelera.

Crema pastelera
La crema pastelera es súper versátil en repostería.

En Chile se popularizo durante la época colonial. Y se dice que los primeros en utilizarla fueron los monjes del convento de Santa Clara en Santiago de Chile. Los religiosos la empleaban para masas y hacer los postres típicos de la época. Su receta fue transmitida cuidadosamente de generación en generación, y poco a poco se fue extendiendo su uso en todo el país.

En la actualidad, esta crema es una preparación básica en la repostería chilena y se utiliza en una infinidad de postres tradicionales. Uno de los más conocidos es el famoso “mil hojas”, un delicioso pastel que combina capas de crema pastelera y masa hojaldrada. Otro popular postre que utiliza esta crema es el “pastel de tres leches”, donde se empapa las masas con este delicioso relleno.

Claramente, el uso de la crema pastelera se ha generalizado en muchos países del mundo. En parte por lo deliciosa que es y, en parte porque no requiere de muchos ingredientes, ni muy costosos, así que como postre, relleno o acompañamiento es bastante asequible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS