Evita las picaduras de tábanos en verano: consejos para un descanso sin interrupciones

salud

Con la llegada del calor los tábanos están al acecho.

A pesar de que el verano trae consigo la promesa de vacaciones y días soleados, la temporada cálida también marca la llegada de visitantes indeseados: los tábanos, conocidos también como coliguachos.

Estos insectos, comunes en el sur del país, pueden amargar nuestro descanso con sus picaduras molestas. Aquí te compartimos algunos consejos para evitar ser víctima de estos intrusos no deseados.

tábanos

El Tábano: Un Visitante Veraniego

Estos insectos, también llamados coliguachos, buscan en el verano recolectar proteínas de la sangre para desarrollar de manera saludable sus huevos. Aunque su picadura no representa un peligro para la salud, puede convertirse en un inconveniente molesto durante la temporada estival.

El tábano es un insecto muy parecido a la mosca, pero tiene un tamaño mucho mayor, posee un cuerpo grueso con ojos muy grandes y verdosos, la vida del macho es más corta que la de las hembras pues estos son débiles.

Estos insectos tienen solo dos alas funcionales que son las anteriores, sus alas posteriores han sido transformadas en balancines para así ayudar al control del vuelo y poder alcanzar los treinta kilómetros por hora en vuelo recto.

tábanos

Cómo evitar a los tábanos

  1. Conoce sus hábitats: Los tábanos tienden a aparecer en zonas de bosques cercanos a humedales o con cursos de agua. Evitar estas áreas reducirá las posibilidades de encuentro con estos insectos.
  2. Cuida tu vestimenta: Los tábanos son atraídos por el dióxido de carbono, el sudor y los colores oscuros. Opta por prendas de colores claros y evita usar tonalidades oscuras para disuadir su interés.
  3. Horarios estratégicos: Estos insectos son más activos entre las 11:00 y las 17:00 horas. Cubrir piernas y brazos durante estos periodos puede ser una medida efectiva para evitar sus picaduras.
  4. Repelente: Aunque no hay evidencia concluyente, algunos sugieren que el uso de repelente para insectos podría ayudar a disuadir a los tábanos. Experimentar con diferentes productos puede ofrecer alguna protección.

Disfruta del Verano sin Preocupaciones

Aunque las picaduras de tábanos pueden ser molestas, no representan un riesgo significativo para la salud. Al estar informados y tomar precauciones, podemos disfrutar del verano sin interrupciones innecesarias.

Conocer al intruso, nos brinda la ventaja de anticiparnos a su presencia. Evitar áreas boscosas cercanas a humedales durante sus horas más activas y vestirnos estratégicamente son pasos simples pero efectivos para minimizar el riesgo de encuentros no deseados. La elección de tonalidades claras en la vestimenta no solo alivia el calor sino que también disuade a estos insectos, que son atraídos por colores oscuros y el dióxido de carbono.

La planificación inteligente de nuestras actividades al aire libre, evitando las horas pico de actividad de los tábanos, y la experimentación con repelentes ofrecen capas adicionales de defensa. Aunque la eficacia de estos productos puede variar, la exploración de opciones puede ser la clave para encontrar la protección adecuada.

Este verano, más que una temporada de descanso, puede convertirse en una oportunidad para conectar profundamente con la naturaleza. Al adoptar estas prácticas, no solo minimizamos el riesgo de picaduras molestas, sino que también creamos un espacio donde la serenidad y la plenitud son las protagonistas.

salud

Los tábanos forman parte del paisaje natural y la convivencia diaria, se encuentran en todo el mundo con excepción de Hawaii. La picadura es tan dolorosa porque al picar el animal desgarra con el aparato bucal, atacando las zonas descubiertas de su víctima sin importarles si este los descubre o no, deja enrojecida la zona afectada causando inflamación, enrojecimiento y picor.

Por ello debemos extremar los cuidados en esta nueva temporada de verano para disfrutar sin la molestia de los tábanos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS