Playas chilenas en peligro: ¿Por qué podrían desaparecer en 10 años?

Las playas chilenas se encuentran en peligro según una investigación reciente. Los cambios en el medio ambiente han hecho estragos en las costas y algunas podrían desaparecer.
Playas

El incremento constante en las alertas por marejadas en el norte y centro del país durante la última década ha convertido la experiencia costera en un riesgo palpable, incluso en períodos estivales. Las impactantes imágenes que provienen de diversos puntos del litoral reflejan a turistas huyendo literalmente de las olas que inundan las playas.

Frente a este claro peligro, los municipios en los diferentes balnearios han instado a la población a ejercer extrema precaución y evitar transitar por la costa. Este fenómeno, cada vez más recurrente, encuentra su raíz en la intersección de factores como el cambio climático global y el aumento en el nivel del mar, consecuencia directa de las crecientes temperaturas a escala planetaria.

Playas

¿Las playas chilenas están en peligro?

La necesidad de abordar estos problemas se hace cada vez más urgente, no solo como medida preventiva, sino también como parte de un esfuerzo global para mitigar los impactos del cambio climático en las playas chilenas.

Es que, de acuerdo a las investigaciones más recientes hay, por lo menos, 10 playas en peligro entre las que se encuentran tres chilenas. A medida que la propuesta de la Ley Costas enfrenta una falta de avances en el Parlamento, datos científicos recientes presentan un cuadro preocupante para las playas de Chile.

Playas

Un análisis preliminar del Observatorio de la Costa revela que reconocidas playas del país han experimentado una alarmante duplicación en sus niveles de erosión en tan solo un año, con tasas de retroceso que superan los 5 metros anuales.

Este fenómeno, documentado en 66 playas que abarcan desde Arica hasta Chiloé, señala una aceleración significativa en el deterioro de la línea costera. Estos hallazgos subrayan la urgencia de abordar la problemática legislativa pendiente y la necesidad de implementar medidas efectivas para preservar la integridad de nuestras playas y su valor ecológico, en medio de un contexto marcado por los desafíos del cambio climático.

Playas

La investigación en curso representa una actualización del estudio del año pasado, el cual reveló una impactante tasa de erosión del 86% a lo largo de la costa chilena, desde Arica hasta Chiloé, abarcando 66 playas. Al afinar y actualizar estos datos para un conjunto específico de 10 playas, cuyos registros abarcan el período comprendido entre 2019 y 2022, es posible proyectar la tasa promedio de retroceso.

Estos resultados adicionales, derivados de una muestra más reciente, contribuyen a la comprensión más detallada de la evolución de la erosión costera, subrayando la persistencia y gravedad del fenómeno a lo largo del tiempo. La proyección de esta tasa de retroceso ofrece una perspectiva clara sobre la magnitud del desafío al que se enfrentan nuestras costas y destaca la necesidad apremiante de medidas efectivas para mitigar y adaptarse a estos cambios.

Estos cambios tendrán impacto en al menos 10 playas chilenas:

-Hornitos
-Pichicuy
-Bahía de Concón
-Reñaca
-Caleta Portales
-Algarrobo
-Bahía de Cartagena
-Santo Domingo
-Los Molles
-Pichilemu

ARTÍCULOS RELACIONADOS