¡A lo Black Mirror! Elon Musk implantó el primer chip cerebral y espera una revolución en 2024

Elon Musk consiguió implantar el primer chip cerebral en un ser humano. La intervención duró dos horas. ¿En qué consiste esta nueva tecnología que revoluciona al mundo?
Elon Musk

Como si se tratara de un capítulo de Black Mirror, la popular serie de Netflix, el magnate multimillonario, Elon Musk informó que implantó el primer chip cerebral al que llamó Neuralink.

El propietario de X contó cómo se realizó el procedimiento y los resultados que se han obtenido. Admirado y odiado en iguales proporciones, la ambición de Elon Musk por los avances tecnológicos lo han llevado a crear este implante que conecta al ser humano a un equipo informático.

Elon Musk
Elon Musk. Fuente: (Twitter)

Elon Musk implementa el primer chip cerebral

El equipo informático creado por las empresas de Elon Musk se denomina interfaz cerebro-computadora o BCI (Brain-Computer Interface) y le permite a la máquina a recibir y medir la actividad de las neuronas obteniendo una señal, para después ser procesada por un equipo informático.

Este avance tecnológico marca un antes y un después en la humanidad, pues se trata del primer chip cerebral implantado. Poco a poco se conocieron los primeros resultados de este experimentos, y el CEO de X los catalogó como positivos.

Elon Musk

El enfoque de Neuralink, liderado por Elon Musk, se centra en desarrollar una interfaz cerebral revolucionaria, conocida como Telepatía, con el objetivo de devolver la autonomía a aquellos que enfrentan desafíos médicos.

Este dispositivo tiene la capacidad de conectar directamente el cerebro humano con dispositivos electrónicos, como teléfonos o computadoras, ofreciendo un potencial sin precedentes para desbloquear habilidades y funcionalidades avanzadas.

Elon Musk
Implantación del chip. Foto: (X)

La autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para llevar a cabo pruebas en humanos marca un hito significativo después de tres años de ensayos clínicos con monos, y el primer implante humano realizado el 29 de enero representa un paso crucial hacia la materialización de la visión de Neuralink.

La noticia compartida por Elon Musk ha causado entusiasmo entre sus admiradores, y pavor entre sus detractores pues consideran que por medio de estos dispositivos se podría ejercer control sobre la población.

No obstante, según señala el sitio de Elon Musk, la capacidad de controlar dispositivos electrónicos a través de la mente abre un nuevo panorama en la relación entre la tecnología y la cognición humana, ofreciendo la posibilidad de mejorar la calidad de vida y superar barreras médicas mediante la conexión directa entre el cerebro y la maquinaria.
Estos avances generan expectativas emocionantes sobre cómo la interfaz cerebral de Neuralink podría transformar radicalmente la forma en que interactuamos con la tecnología en el futuro. Así, a lo Black Mirror, Elon Musk nos lleva a vivir en una nueva realidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS