Sangrado de nariz, una constante en verano: cómo prevenirlo y tratarlo

El calor y humedad propician episodios de sangrado de nariz. Las razones.
Sangrado de nariz

El sangrado de nariz, también conocido como epistaxis, es una condición común que ocurre cuando los vasos sanguíneos en la nariz se rompen y causan sangrado. Puede deberse a muchas razones y una de ellas es el calor y la sequedad, propios de esta época.

Las altas temperaturas pueden estar relacionadas con el sangrado de nariz. El clima caliente y seco puede contribuir a la sequedad de las membranas nasales, lo que a su vez puede hacer que los vasos sanguíneos de la nariz se rompan más fácilmente y provoquen sangrado.

Sangrado de nariz, una constante en verano: cómo prevenirlo y tratarlo
Sangrado de nariz.

Cuando el aire está seco, las membranas nasales se deshidratan y se vuelven más frágiles. Esto puede hacer que los vasos sanguíneos se dilaten y se rompan con mayor facilidad, resultando en un sangrado nasal.

Además, durante las altas temperaturas, es posible que las personas estén más expuestas al sol y al calor intenso, lo que puede provocar una mayor dilatación de los vasos sanguíneos en general. Esto también puede aumentar el riesgo de sangrado nasal.

Es importante tener en cuenta que cada persona es diferente y puede tener diferentes factores desencadenantes para el sangrado nasal. Algunas personas pueden ser más susceptibles a los sangrados de nariz debido a la combinación de factores ambientales y personales.

Sangrado de nariz, una constante en verano: cómo prevenirlo y tratarlo

Causas de la epistaxis

Aire seco: La sequedad del aire puede irritar las membranas nasales y hacer que los vasos sanguíneos se rompan más fácilmente.

Lesiones o golpes en la nariz: Un golpe en la nariz o una lesión en la cara pueden causar sangrado nasal.

Resfriados y alergias: Los resfriados y las alergias pueden causar congestión nasal y estornudos frecuentes, lo que puede irritar los vasos sanguíneos y provocar sangrado.

Medicamentos: Algunos medicamentos, como los anticoagulantes (que evitan la coagulación de la sangre), pueden aumentar el riesgo de sangrado nasal.

Sangrado de nariz, una constante en verano: cómo prevenirlo y tratarlo
Sangrado de nariz. Fuente: (Google).

Signos a tener en cuenta del sangrado de nariz

  • Sangrado intenso o prolongado que no se detiene después de 20 minutos de presionar suavemente la parte blanda de la nariz.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Mareos o desmayos.
  • Presencia de sangre en la saliva o al toser.
  • Antecedentes de lesiones graves en la cabeza.

En cuanto al tratamiento del sangrado de nariz, aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

-Inclina ligeramente la cabeza hacia adelante para evitar que la sangre fluya hacia la garganta.
-Presiona suavemente la parte blanda de la nariz con los dedos durante al menos 10 minutos.
-Aplica compresas frías en el puente de la nariz para ayudar a contraer los vasos sanguíneos.
-Evita sonarte la nariz o insertar objetos en ella después de un sangrado nasal.

Si el sangrado de nariz es recurrente o severo, es recomendable consultar a un médico para una evaluación más completa de la salud.

ARTÍCULOS RELACIONADOS