El ‘truco japonés’ para reducir la temperatura en tu auto sin usar el aire acondicionado

El 'truco japonés' para reducir la temperatura en tu auto sin usar el aire acondicionado

Con este truco la temperatura de auto bajará considerablemente.

Si eres de los conductores cuyo vehículo permanece estacionado a pleno sol durante gran parte del día, en este artículo conocerás una sencilla técnica para paliar las elevadas temperaturas que sientes al abordar tu auto.

Se trata del “truco japonés”, una maniobra que se viralizó en redes sociales por su alta eficacia, ya que reduce el sofocante calor que hay al interior de un automóvil sin necesidad de prender el aire acondicionado y ni siquiera el motor.

auto

¿En qué consiste el “truco japonés”?

Siempre que estés estacionado en lugar seguro, idealmente sin mucho tránsito, el “truco japonés” consiste en bajar la ventanilla del lado del conductor e, inmediatamente, abrir y cerrar con fuerza la puerta del copiloto -también sirve en viceversa-.

Repitiendo este proceso de empujar y tirar la puerta unas seis veces, lo que ocurrirá al interior del auto es que una corriente de aire expulsará el calor, haciendo más amena la experiencia de tomar el volante.

No es necesario que la puerta cierre completamente, ya que la fuerza ejercida en el movimiento puede arruinar su estructura interna, como el sistema de pestillo o el equipo sonoro (parlantes) que está adherido a ella.

verano

Otro truco infalible que ayudará a reducir la temperatura de tu auto

Mientras tu vehículo está estacionado, puedes bloquear la entrada de los rayos del sol mediante un parasol en el parabrisas. Funcionan los que son estilo metalizado (los más típicos) o los que tienen una tela parecida a la que poseen los paraguas.

Otra técnica implica el uso del aire acondicionado. Una vez que inicies marcha, baja las ventanillas y enciende el aire a una intensidad baja, pero a un nivel que circule por todos los espacios del auto para que se cree una corriente. Cuando la temperatura sea agradable, sube las ventanas y mantén el aire a un nivel que sea cómodo para tu conducción.

Por último, si aún no tienes automóvil, pero planeas hacerlo pronto, un aspecto que debes considerar es el color de su carrocería. Un análisis de la Real Automóvil Club de Cataluña concluyó en 2015 que “la pintura negra absorbe calor hasta alcanzar 20º Celsius más que la pintura blanca”.

Con estos sencillos trucos, puedes reducir la temperatura en el interior de tu auto sin tener que depender exclusivamente del aire acondicionado, lo que no solo te ayudará a ahorrar combustible, sino que también puede prolongar la vida útil de tu vehículo al no exigir tanto el sistema de climatización. Recuerda siempre conducir con precaución y en un ambiente cómodo para ti y tus pasajeros.

El 'truco japonés' para reducir la temperatura en tu auto sin usar el aire acondicionado

Consejos para mantener tu auto fresco y seguro en verano

Al tomar en cuenta estas nuevas recomendaciones basadas en la existencia de estos sencillos trucos, puedes reducir la temperatura en el interior de tu auto sin tener que depender exclusivamente del aire acondicionado, lo que no solo te ayudará a ahorrar combustible, sino que también puede prolongar la vida útil de tu vehículo al no exigir tanto el sistema de climatización. Recuerda siempre conducir con precaución y en un ambiente cómodo para ti y tus pasajeros.

En el verano, es vital mantener tu auto fresco y seguro, especialmente cuando está estacionado bajo el sol. Los parasoles, el “truco japonés” y el uso inteligente del aire acondicionado pueden hacer una gran diferencia. Además, considera el color de tu vehículo al comprarlo, ya que esto también puede afectar la temperatura interior. Al seguir estos consejos, disfrutarás de un viaje más cómodo y seguro durante las cálidas estaciones de verano.

ARTÍCULOS RELACIONADOS