Maximo Menem en problemas: “¡Ay, no lo estoy pasando bien!”

Máximo Menem marca presencia en Top Chef Vip y no se achica ante los desafíos.
Máximo Menem

Máximo Menem viene ganando popularidad en Top Chef Vip Chile, programa al cual se sumó hace poco para demostrar sus dotes en la cocina y que constituye su primera vez en los medios.

Este miércoles, el concursante y sus compañeros pasaron por una ‘prueba de fuego’: cocainar camarones. Y todos la pasaron bastante mal, ya que varios de ellos ni siquiera habían consumido el producto.

Máximo Bolocco
Máximo Menem. Fuente: (Chilevisión)

Y como fue uno de los últimos en sumarse al reality, el hijo de Cecilia Bolocco dejó en claro que hay algunas cuestiones a las que todavía no les halla la vuelta y una de ellas es el tiempo.

La consigna del día era preparar un chupe de camarones. El influncer no tenía idea de cómo hacerlo, pero aun así le puso la mejor de las ondas y comenzó a pedir auxilio a sus compañeros para avanzar.

Máximo Menem
Máximo Menem. Fuente: (Chilevisión)

El primer revés que tuvo fue enterarse de cómo había que hacer para limpiar los camarones. Además, no tenía ni la más remota idea de qué tipo de cocción aplicarle.

Cuando comenzó a limpiar los camarones, el joven estudiante no ocultó su sorpresa: “Media antena, cachate… ¿Habías visto una antena así de larga en tu vida?”, se preguntó.

Máximo Menem
Máximo Menem. Fuente: (Chilevisión)

Si bien trató de actuar con tranquilidad, se distrajo observando la variedad de productos de mar que tenía al frente. Y cuando quiso volver a la preparación, le quedaban solo diez minutos.

“Conchetumare, quedan 10 minutos. ¿Por qué soy tan volado?”, se preguntó entre risas. Luego le habló a su compañera, haciéndole saber que estaba preocupado: “Ay Berta, no lo estoy pasando bien”.

Máximo Menem, relajado y divertido

Hace unos días, el influencer provocó risas tras un intercambio con Belén Mora que terminó tomándose con mucha simpatía.

La “Belenaza” se cruzó con una olla con agua hiervendo, por lo que anunció a sus compañeros: “¡Cuidado, voy caliente!”. El estudiante de Arquitectura rompió en risas, extrañado por la expresión de su colega a la que encontró doble sentido y preguntó al resto: “¿Alguien la escuchó?”. Mora se dio cuenta del mal entendido y lo reprendió: “Que eres bruto”.

Y tras el episodio, le explicó a Máximo Menem cómo son las cosas. “Lo que pasa es que en la cocina hay una jerga. Cuando tu vas con algo caliente, una bandeja de horno, un sartén, tienes que avisar ‘voy caliente’ para que la gente se corra”, señaló.

ARTÍCULOS RELACIONADOS