Cambio de hora en Chile: A las 00:00 de este día deberás retrasar el reloj

Se aproxima el día del cambio de hora en Chile. Esta disposición busca que los chilenos aprovechen de manera más eficiente la luz natural de los meses de invierno.
Cambio de hora

En Chile, se avecina un cambio de hora que marca la transición del horario de verano al de invierno, a pesar de que oficialmente la temporada estival culmine el 20 de marzo.

Este cambio de hora, que se implementará en una fecha distinta, simboliza la adaptación de los relojes al ritmo de las estaciones, buscando aprovechar de manera más eficiente la luz natural durante los meses de invierno.

Cambio de hora

Cambio de hora: Todo lo que debes saber

Cabe mencionar que la modificación que se aplicada cada año no solo refleja la variabilidad climática, sino también la necesidad de ajustar nuestros hábitos conforme evolucionan las condiciones atmosféricas. Esta es la razón especial detrás del cambio de hora.

Es importante señalar que la medida de cambio de hora no afectará a la región de Magallanes y el Territorio Chileno Antártico, donde se mantendrá el actual huso horario.

Cambio de hora

En cuanto al próximo ajuste temporal para el horario de invierno en el resto del país, está programado para el sábado 6 de abril. A partir de las 00:00 horas de ese día, los relojes deberán retrasarse en una hora, marcando así el inicio oficial del horario de invierno.

En consecuencia, a las 23:00 horas del viernes 5 de abril, la población deberá realizar el cambio correspondiente para adaptarse a esta nueva configuración horaria. Este proceso busca optimizar el aprovechamiento de la luz natural durante los meses de invierno en Chile.

Cambio de hora

Cambio de hora: ¿Qué sucederá en la Región Insular?

En los territorios de Chile Insular Occidental, que incluyen lugares como Rapa Nui, el horario de verano permanecerá activo hasta el sábado 6 de abril de 2024. En este día, se llevará a cabo la transición al huso horario UTC-6, marcando así el inicio del horario de invierno.

Con este cambio de hora, los relojes deberán retroceder y marcar las 21:00 horas, reflejando el cambio estacional y adaptándose a las necesidades de la isla en términos de aprovechamiento de la luz natural. Este proceso contribuye a una gestión eficiente del tiempo y a la sincronización de las actividades cotidianas con las variaciones estacionales en la región insular de Chile.

ARTÍCULOS RELACIONADOS