Matías Assler abre su corazón: Reflexiones sobre su relación con Juanita Ringeling

Matías Assler

Matías Assler, reconocido actor chileno, compartió una mirada íntima sobre su relación con Juanita Ringeling, madre de sus dos hijos y su prometida.

La historia de amor entre Matías Assler y Juanita Ringeling comenzó de manera intensa, después de conocerse en el musical Piratas del Caribe. A pesar de que Juanita residía en California en aquel entonces, Matías viajó con la determinación de convencerla para que regresara a Chile. Aunque al principio creyó que no había tenido éxito, poco después, la actriz tomó la decisión de volver al país.

“Empezamos a armar una familia muy prontamente, muy rápido”, compartió Matías Assler, recordando cómo acogió a Juanita en su hogar cuando ella regresó a Santiago sin tener una casa propia.

Matías Assler

Sin embargo, su relación enfrentó desafíos significativos, como el estallido social y la pandemia, lo que llevó a la pareja a radicarse en Cachagua, en la región de Valparaíso.

La convivencia durante la cuarentena no fue fácil para la pareja, como lo fue para muchas otras. Assler reflexionó sobre los momentos difíciles que enfrentaron, pero también destacó los momentos de conexión y crecimiento mutuo.

“No siempre hemos tenido una relación color de rosa. Somos una pareja que ha luchado harto, yo creo que porque nos conocimos muy rápido y no mucho tiempo después ya teníamos un hijo”, confesó el actor.

A pesar de las diferencias y los desafíos, Assler y Ringeling encontraron en su amor la fuerza para construir una familia y superar obstáculos juntos. Su historia es un testimonio de compromiso, perseverancia y el poder transformador del amor verdadero.

Juana Ringeling

Matías Assler y Juanita Ringeling : una historia de amor que trasciende fronteras

La historia de Matías Assler y Juanita Ringeling es un recordatorio elocuente de que el amor verdadero no está exento de desafíos y pruebas. En medio de un mundo donde las relaciones parecen ser tan efímeras como las luces de un escenario, la sinceridad y la autenticidad de esta pareja resuenan como un faro de esperanza.

Desde el momento en que sus caminos se cruzaron en el escenario del musical Piratas del Caribe, Matías y Juanita han navegado juntos por las aguas turbulentas de la vida. La determinación de Matías para convencer a Juanita de regresar a Chile y su disposición para acogerla en su hogar cuando ella llegó sin tener un lugar propio, son testamentos de su amor apasionado y compromiso mutuo.

Sin embargo, su viaje no ha sido un camino de rosas. La pareja ha enfrentado desafíos significativos, desde el estallido social hasta la pandemia mundial. La convivencia durante la cuarentena, en particular, probó la fortaleza de su relación, pero también les brindó la oportunidad de profundizar su conexión y comprenderse mutuamente en un nivel más profundo.

“No siempre hemos tenido una relación color de rosa”, admitió Matías. Esta simple declaración encapsula la realidad de muchas parejas en todo el mundo: el amor verdadero no se trata de evitar conflictos, sino de enfrentarlos juntos, aprender y crecer en el proceso.

La historia de Matías y Juanita es una historia de perseverancia y compromiso. A pesar de las diferencias y los desafíos, encontraron en su amor la fuerza para construir una familia y superar obstáculos juntos. Su relación es un testimonio de que las relaciones auténticas requieren trabajo duro, comunicación abierta y una voluntad inquebrantable de apoyarse mutuamente en cada paso del camino.

Juana Ringeling

En un mundo donde las relaciones a menudo se ven eclipsadas por el glamour y la superficialidad, la historia de Matías y Juanita es un recordatorio poderoso de que el verdadero amor trasciende las apariencias y se nutre de la sinceridad y la conexión genuina. Su historia nos inspira a creer en el poder transformador del amor verdadero y nos recuerda que, incluso en los momentos más oscuros, la luz del amor puede guiar nuestro camino hacia la felicidad y la realización.

La historia de Matías Assler y Juanita Ringeling nos enseña que el amor verdadero es un viaje de altibajos, pero vale la pena cada paso del camino. Que su historia nos inspire a cultivar relaciones basadas en la honestidad, la comprensión y el compromiso, y a recordar que, en el amor verdadero, siempre hay esperanza y posibilidad de un mañana mejor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS