La Divina Comida

Álvaro Espinoza recordó su paso por programa de patinaje donde se coronó como el gran ganador: "Fue horrible"

Sin saber patinar, Álvaro Espinoza aceptó el desafío de sumarse al estelar de TVN en donde un grupo de famosos debían participar en una difícil competencia de patinaje artístico sobre hielo.
domingo, 14 de noviembre de 2021 · 02:15

En el 2008, TVN reunió a un grupo de famosos para participar de un novedoso programa: Estrellas en el hielo: el Baile, en donde debían lucirse sobre sus patines realizando complejas coreografías. Uno de los que aceptó este desafío fue Álvaro Espinoza.

Vestido como piloto de avión y su bailarina como tripulante cabina, el actor se coronó como el gran ganador de la primera temporada del estelar que, en ese entonces, condujeron Rafael Araneda y Karen Doggenweiler.

De eso, ya han pasado varios años, y fue en La Divina Comida donde salió a flote el tema luego que Monty Torrent le regaló un par de patines y un particular atuendo, característico de quienes practican esta disciplina.

alvaro espinoza
Álvaro Espinoza recordó su paso por el programa de patinaje | Captura CHV


"Me invitaron a participar de un programa de patinaje en hielo en TVN", recordó el actor, confesando que "en mi vida había patinado".

Ahí, contó que los ensayos eran del "terror" porque "me tiraban". Sin embargo, aperró y siguió adelante, y cuando llegó el momento de grabar el primer capítulo le entregan un atuendo muy llamativo, similar al que le regaló la ex chica Mekano.

"Figuraba yo con unas lycras color limón, apretado. Podrían decir 'tenía el medio cuero'. No, soy flaco, enjuto, penca y vestido de lycra, los patines se me veían enormes", reprochó.

"Fue horrible, muy vergonzoso", reconoció Álvaro Espinoza, aunque explicó que "me veía más relajado de lo que estaba".
 

alvaro espinoza
Una imagen del recuerdo de su paso por Estrellas en el Hielo | Captura CHV


En ese sentido, confesó que a pesar que estaba incómodo en ese rol usó sus artes actorales para parecer, frente a la cámara, que estaba pasándolo estupendo.

"Estaba en el terror mismo, pero sonreía", expuso, aprovechando de destacar el impecable papel que cumplió la patinadora que lo acompañó en esta hazaña.

Aunque lo que más llamó la atención es que, en un principio, el recordado Señor Rojo de Pacto de Sangre, tenía contemplado estar tan solo dos semanas y "estuve tres meses y medio hecho bolsa", contando que sufrió varios accidentes y caídas. "Me saqué la cresta", contó.

Pero su esfuerzo y ganas fueron mayores que "terminé haciendo bailes súper bonitos y gané", lo que significó que Álvaro Espinoza terminara amando el patinaje en hielo. "Fue una experiencia maravillosa", precisó, ¿qué tal?.