Escándalo

La polémica decisión de Ennio Carota que enfureció a todos en El Discípulo del Chef: se negó a probar dos platos

Ennio Carota se negó de forma rotunda a probar uno de los platos en El Discípulo del Chef, lo que desató el escándalo total entre los participantes.
viernes, 10 de septiembre de 2021 · 02:26

Quedó la grande. En el último capítulo de El Discípulo del Chef Ennio Carota se negó a probar uno de los platos que habían hecho los concursantes del equipo rojo.

La preparación, a cargo de Luli y Marcial Tagle, ni siquiera fue degustada por el italiano, que se portó muy mala onda, sobre todo luego de ver que los chefs y sus participantes habían tenido menos minutos y condiciones más complejas.

De hecho, Sergi Arola fue lejos uno de los que más se quejó contra la producción, por haberlos dejado sólo estar 20 minutos por estación con los famosos, lo que generó varios desastres en la cocina.

Sin embargo, pese a que Carota apoyó su reclamo, igual se portó de la forma más maquiavélica cuando le tocó evaluar los intentos de tortas que les presentaron.

Así, el italiano partió destruyendo de inmediato al equipo de Arola, cuando no quiso ni probar la torta que había preparado Luli y Marcial Tagle.

"No lo voy a probar", dijo Ennio, agregando que "la comida entra por la vista y solamente mirando dije no lo voy a probar, porque no es lo que nosotros pedimos. Yo quería una torta, no quería una mini porción".
 

luli, marcial tagle
Luli y Marcial quedaron descompuestos con Ennio Carota | Captura CHV


Marcial reaccionó indignado: "me parece que está totalmente fuera de protocolo. Le pagan para probar los platos. Se me cayó Ennio Carota".

Luli también se molestó y expresó que "lo que hizo fue una falta de respeto. Eso no se hace ni aquí ni en ninguna parte del mundo. Yo que amo la gastronomía, he estado en más de 100 restaurantes a nivel mundial, y nunca me había pasado eso".

Sin embargo, no sólo pasó con ellos, ya que Ennio tampoco quiso probar la preparación de Gala y Renata Bravo, dejando la grande en las cocinas, ya que cuando tuvo que evaluar, dijo que ningún equipo lo merecía, por lo que ambos tendrían que eliminar a un concursante.

Esto indignó a todos. Y en una decisión inédita Bazán y Arola se unieron para decir que si los hacían hacer aquello, renunciaban todos. 

"Me chupaba un huevo. Quería llegar a mi casa a desconectarme. Afortunadamente, llevo 35 años de carrera, como cocinero, y en esos 35 años... me gusta hacer televisión y me divierte mientras crea que puedo aportarle a la gente y entretener haciendo lo mejor que sé, que es cocinar. Si eso no es lo que tengo que hacer, entonces lo que no tengo que hacer es televisión", soltó Sergi muy molesto.

En tanto, Emilia Daiber trató de calmar la cosa y señaló que "siento que no estamos llegando a un acuerdo. De verdad, estamos todos, al parecer muy molestos, frustrados. Lo vamos a conversar con la producción del equipo, pero este capítulo de 'El Discípulo del Chef' va a llegar hasta acá".