Zona de Estrellas

Raquel Argandoña desclasificó los secretos mejor guardados de su matrimonio con Eliseo Salazar

En la década de los 80, un matrimonio acaparó todas las portadas y los flashes, el de Raquel Argandoña con el ex piloto de Fórmula 1 Eliseo Salazar.
sábado, 23 de abril de 2022 · 01:24

El 10 de marzo de 1984 es una fecha que aún recuerda Raquel Argandoña pues ese día se casó con Eliseo Salazar en uno de los matrimonios más apoteósicos de la farándula nacional.

A casi cuarenta años de aquella noche, la Raca revivió el momento en el programa Zona de Estrellas mientras revisaban algunas bodas de famosos.

Fue precisamente ahí donde contó detalles desconocidos de cómo se gestó esa boda y desmitificó algunas copuchas que siempre han rondado entorno al evento.

"Era 28 de diciembre y yo leía 60 Minutos, entonces la jefa de prensa dice 'como es el Día de los Inocentes vamos a casar a Raquel'. Me pregunta '¿con quién te gustaría casarte?' y me da tres nombres", reveló, explicando que le propusieron a un tenista, un futbolista y a Eliseo Salazar.

raquel argandoña
Raquel Argandoña habló de su matrimonio con el ex piloto | Captura Zona Latina


Ante la interrogante, Argandoña le consultó a su pololo de esa época quien era el más indicado para armar esta broma para los televidentes, y él le dijo "con el piloto de Fórmula 1 de todas maneras".

Así fue como "elegimos a Eliseo Salazar y nos casaron en el matinal", todo esto en un show en pantalla, pues ambos tenían sus respectivas relaciones. "Yo no conocía a Eliseo, solo que corría en Fórmula y listo, chao".

raquel argandoña
La opinóloga armó un matrimonio falso para la tele | Captura Zona Latina


Lo curioso es que "nadie desmintió que era el Día de los Inocentes, la gente pensó que yo estaba casada", explicó Raquel, dejando en claro que fue una ceremonia falsa para la televisión, sin imaginarse que el destino los iba a juntar más adelante y se iban a terminar casando de verdad.

Al poco tiempo, alrededor de un mes, Eliseo empieza a llamar a la panelista "para salir" y accedió. 

Así, una cosa llevó a la otra y sorpresivamente un día el ex piloto le dice a Raquel, "me voy a Inglaterra, quiero que te cases conmigo. Si me dices que no, yo me caso mañana", pero la respuesta de Raquel lo dejó helado "estás loco, si no llevamos ni tres meses de pololeo. Cásate", explicando que él mantenía contacto con su ex.

raquel argandoña
Eliseo Salazar le pidió matrimonio a Raquel Argandoña a los pocos meses de relación | Captura Zona Latina


Ante la negativa, "al otro día aparece un titular 'Eliseo Salazar se casó', se fueron a Inglaterra", contó.


"A mí me gustaba, pero no para casarme", aclaró, argumentando que era muy poco tiempo el que llevaban juntos. Aunque no se esperó que iba a casarse con su ex de un sopetón. 

Y justo en ese momento, Raquel fue operada y Eliseo no dejaba de llamarla, ya casado, para saber de su estado de salud, algo que incomodó a la Raca, quien sin filtro le dijo "¿qué pretendes conmigo?". "Es que tú me gustas", le respondió.

Totalmente descolocada, la animadora no se la aguantó y se las cantó clarita: "Si tú quieres algo conmigo, mi primer matrimonio va a ser por las dos leyes, por el civil y por la iglesia. Tú ya te casaste por el civil, por lo tanto si te casas con tu actual mujer por la iglesia, olvídate de mí".

raquel argandoña
En el año 1984 Raquel Argandoña y Eliseo Salazar se casaron | Captura Zona Latina

 

Al parecer la advertencia funcionó y "empezamos a llamarnos por teléfono, cuando él venía salíamos" y a Raquel se le ocurre partir a Londres a realizar un curso de inglés. Y un día, Eliseo llegó a su casa. "Yo dije 'tengo para estudiar inglés toda la vida', me subí al auto y no me baje más", reveló entre risas.

"Nos pusimos a pololear y nos casamos en la Iglesia San Francisco".


Sobre la glamorosa fiesta, Raquel Argandoña recordó que invitó a muy pocos famosos, entre ellos Antonio Vodanovic y el director de orquesta Horacio Saavedra. "A Don Francisco no lo invité", recalcó.

El gran error de aquella noche fue que no pidieron seguridad, "y la Alameda estaba llena de gente, se formó un caos, fue terrible", pues todos querían ver este matrimonio en vivo y en directo.

"Después de la luna de miel todo se quemó. Nosotros duramos más viviendo que casados", afirmó Raquel Argandoña para finalizar su relato de este inolvidable matrimonio farandulero.