Mucho Gusto

José Antonio Neme recordó cuando Alberto Plaza hizo que se fuera de la casa de Don Francisco

El animador de Mucho Gusto, José Antonio Neme, reveló una desconocida anécdota con un grupo de famosos en la casa de Don Francisco.
martes, 21 de junio de 2022 · 14:28

Esta mañana se vivió una jornada especial en Mucho Gusto, en la que los animadores abordaron una sección de espectáculos donde hablaron del cantante Ricardo Montaner y su familia. En ese contexto, José Antonio Neme recordó una impensada anécdota con el intérprete venezolano y Alberto Plaza, en nada más ni nada menos que la casa de Don Francisco.

"Una vez estaba en Miami y Don Francisco me invitó a comer a su casa, fue hace varios años, como en el 2010 o 2013, más o menos", partió diciendo el periodista. 

Mucho Gusto 

 

Fue entonces cuando José Antonio Neme detalló que llegó al hogar de Mario Kreutzberger y "también estaban invitados Ricardo Montaner y su señora, Alberto Plaza y un grupo de personas que trabajaban como en neurociencia o psiquiatría".

"Al principio era todo muy divertido, Montaner era muy simpático, dicharachero, igual que su mujer, con mucha personalidad", agregó el comunicador, antes de explicar por qué decidió abandonar la reunión.

"Alberto Plaza, a quien yo no conocía en persona, es de la cienciología, que cuestionan la ciencia, la medicina, la psiquiatría, y empieza una conversación densa para un sábado en la noche", confesó.

"Se puso a hablar que no creía en la ciencia, y el psiquiátra que estaba ahí se puso a decir ‘pero cómo’ y se armó un debate. Y Montaner trataba de alivianar el ambiente, mientras Don Francisco diciendo que ya no pelearan", continuó el conductor de Mega. 

Mucho Gusto 

 

El compañero de matinal de Karla Constant reveló que decidió irse de la casa del icónico animador de la Teletón, porque la conversión se había vuelto molesta con el debate que inició el intérprete de Milagro de Abril.

"Me quedé hasta un rato nomás porque la cosa estaba medio densa. Estaba todo tan bizarro, igual soy super admirador de la ciencia y me parecía mal que alguien la cuestionara así en la mesa. Como conozco a Don Francisco le dije que si me podía ir", concluyó José Antonio Neme su historia.