Efectos secundarios

Pérdida del cabello: La terrible secuela del Covid-19

El Covid-19 tiene un gran número de secuelas, y la pérdida del cabello es una de ellas.
miércoles, 12 de enero de 2022 · 06:49

La pandemia por Covid-19 ha afectado a toda la población negativamente, llegando a causar muchas muertes, internaciones, problemas psicológicos y, a no ser que tengas una fábrica de papel higiénico o alcohol en gel, ha destruido la economía.

El aislamiento obligatorio, tomado como medida preventiva para frenar los altos números de contagio, ha sido el causante de una alta tasa de estrés y depresión entre muchos otros problemas que afectan a la salud mental.

Otro factor que caracteriza a la pandemia por Covid-19, es la gran ignorancia que tiene el personal de salud y el público en general al respecto, por lo que sobre todo al comienzo, nada fue manejado de la mejor manera, y esto se debe a que se trata de un virus nuevo del que no se sabe nada.

Una de las consecuencias de la que aún no se sabe prácticamente nada aún, son las secuelas que deja el Covid-19 en el cuerpo de un paciente que, milagrosamente, ha logrado recuperarse de la enfermedad.

Muchas son las posibles secuelas que se comenta puede dejar en el cuerpo el paso por esta enfermedad, aunque hay una en particular que ha sido muy poco comentada y que puede ser muy grave para algunos.

Se trata de la calvicie, o pérdida parcial del cabello, en palabras técnicas, efluvio telógeno.

Efluvio telógeno.


De acuerdo con un estudio realizado por científicos y publicado por National Center for Biotechnoly Information, el fenómeno de la pérdida de cabello puede darse en pacientes que contrajeron la enfermedad entre 30 y 90 días antes, y que se debe a un efecto secundario causado por el Covid-19.

La pérdida del cabello también puede originarse en personas que nunca tuvieron la enfermedad, pero que fueron aislados sin poder salir o ver a sus familiares, lo que causa un cuadro de estrés que también puede desembocar en este síntoma.

Antes de que entres en pánico, nos gustaría aclarar que si bien el Covid-19 y el estrés pueden causar una pérdida parcial o total del cabello, esto no sucede en todos los pacientes, y en ambos casos puede volver a crecer con el tratamiento adecuado.