Uñas fuertes: 5 claves para lucirlas saludables

Las uñas fuertes son a veces un gran objeto de deseo. Cómo recuperarlas.
Uñas fuertes

Las uñas fuertes y saludables son un reflejo del bienestar general de nuestro cuerpo. Cuando algo falla, pueden quebrarse, descamarse o astillarse por distintos factores. Un estudio de la “American Academy of Dermatology” concluyó en que el 20% de las personas en el mundo padecen de este problema y les genera gran preocupación.

Lucir unas uñas fuertes y hermosas requiere también de un esfuerzo de cuidado y atención a su salud. Por fuera de eso, el lavado excesivo de las manos, así como el alcohol en gel y las manicuras permanentes pueden causar debilidad en las uñas. Para estos casos existen algunos productos y hábitos que pueden ayudar a mejorar su aspecto, después de malas prácticas.

Uñas fuertes
Las uñas pueden debilitarse por diferentes factores.

Las 5 claves para tener uñas fuertes

  • 1.La alimentación juega un papel crucial en la fortaleza de nuestras uñas. Para mantenerlas saludables es esencial incluir en la dieta alimentos ricos en nutrientes básicos. Consumir suficiente proteína, presente en carnes magras, pescados y legumbres colaborará en el fortalecimiento. Menos conocida es la biotina, una vitamina B que se encuentra en alimentos como los huevos, los granos enteros y las nueces. Esta ayudará a promover el crecimiento y mejorar la calidad de las uñas.
  • 2.Además de una alimentación balanceada, existen productos específicos que pueden ayudar a fortalecer las uñas. Existen el mercado de cosmética los endurecedores o sérums que son una excelente opción, pues actúan sobre la estructura de las uñas y previenen la rotura. Estos productos generalmente contienen ingredientes como queratina y calcio, que son esenciales para ellas. Vale recordar que el endurecedor se aplica siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. Las mejoras son visibles en poco tiempo.
Uñas fuertes
Uñas fuertes
  • 3. No hay que olvidar los esmaltes de uñas. Para que estas se mantengan fuertes, lo ideal es optar por aquellos productos enriquecidos con ingredientes fortalecedores, como la vitamina E o el aceite de jojoba. Estos componentes ayudan a proteger y nutrir, previniendo la rotura y estimulando su crecimiento. Y no menos importante: lo barato sale caro. Así que es mejor invertir un poco más en esmaltes de buena calidad. Los esmaltes de menor calidad pueden contener ingredientes agresivos que dañan la salud de las uñas a largo plazo.
  • 4. También es importante tener en cuenta que algunos productos cosméticos pueden afectar la salud de nuestras uñas. Por ejemplo, el uso excesivo de acetona, tiende a volverlas frágiles y quebradizas. Por eso, lo adecuado es elegir removedores de esmalte sin acetona y limitar su uso a la frecuencia necesaria. Para las fanáticas de las decoraciones, es preferible evitar el uso de uñas postizas de manera prolongada, ya que pueden causar daño a su estructura natural.
  • 5. Los recortes constantes son tan importantes para sus uñas como lo son para el cabello. Así lo explicó la Dra. Prystowsky al sitio Mefic.org, donde argumenta que el corte hace que las uñas sean menos propensas a engancharse y romperse. Lo ideal, sostiene, es cortarlas cada dos semanas, obviamente, esa frecuencia según sea necesario una vez que las uñas respondan con su crecimiento.
Uñas fuertes
Uñas fuertes

En caso de que se encuentren débiles, es mejor mantenerlas cortas, con bordes redondeados. Esto les dará un aspecto pulcro que tiende a ser más fácil de manejar. De este modo, no deberán someterse a un desgaste extra. Mientras cada uña tenga una forma uniforme y coincida con sus nueve vecinas, no echarás de menos la longitud añadida. Recién una vez que alcancen un cierto nivel de fortaleza, se puede buscar la longitud.

En resumen, para tener uñas fuertes es fundamental cuidar nuestra alimentación, consumir suficiente proteína y biotina. Utilizar productos como endurecedores y esmaltes enriquecidos con ingredientes fortalecedores también contribuirá a su salud. Por otro lado, hay que tener precaución con el uso de productos cosméticos agresivos y evitar el uso prolongado de uñas postizas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS