Queque con cáscaras: 3 recetas para aprovechar la fruta al máximo

Las cáscaras también suelen contener nutrientes.
Cáscaras

Las cáscaras de frutas suelen ser desechadas, debido a su dureza o a su sabor más agrio o amargo. Sin embargo, hay algunas que, bien cocinadas, pueden ser fácilmente comestibles, especialmente cuando van de ingredientes en distintas preparaciones, como el clásico queque. Pues, le aportarán un sabor y una textura especial, bastante distinta a la que le otorga el interior de la fruta.

La incorporación de las cáscaras de frutas en pastelería no es ninguna novedad y tampoco requiere de grandes esfuerzos. Y, lo mejor de todo es que permite evitar el desperdicio de alimentos que también contienen importantes cantidades de nutrientes, al igual que los jugos y pulpas. Para poder aprovechar al máximo las frutas, aquí van 3 recetas imperdibles.

Cáscara
Queque de cáscaras de naranjas.

Naranjas

Ingredientes:

– 2 naranjas

– 200 g de mantequilla

– 200 g de azúcar

– 4 huevos

– 250 g de harina

– 1 cucharadita de polvo de hornear

– Una pizca de sal

Lavar bien las naranjas y rallar la cáscara. Reservar para luego. En un recipiente, se debe batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa. Agregar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición para que no pierda espuma. Tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal e incorporar poco a poco a la mezcla anterior.

Añadir la ralladadura y mezclar bien todo. Luego, verter la masa en un molde previamente engrasado para evitar que la preparación se adheira. Hornear a 180°C durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que al introducir un palillo en el centro, este salga limpio. Es importante dejar enfriar antes de desmoldar para que el queque no se quiebre.

Cáscara
Queque de cáscaras de banana.

Plátano

-200 gramos de azúcar

-320 gramos de plátano (2 unidades)

-150 gramos de mantequilla o margarina

-2 huevos

-280 gramos de harina

-8 gramos de polvos de hornear

-Una pizca de sal

Lavar bien los plátanos y cortar las puntas. Cortar la cáscara en pequeños trozos y ponerlas a hervir en agua durante 5 minutos. El chef Heinz Wuth, explica que estas tienen mucho almidón y, al contacto con el agua caliente se activa e inicia un proceso de gelatinización. Luego, esto va a la licuadora con un poco de agua de la cocción. Una vez licuado, se añaden los huevos, la sal, el azúcar y los plátanos.

Por otro lado, derretir la mantequilla y verterla sobre lo licuado. Por otro lado, tamizar la harina con polvos de hornear y agregarla a la preparación, mezclando en dos tandas. El paso siguiente es engrasar el molde de queque y verter la mezcla para llevar al horno, a 170 °C, durante 40 o 45 minutos.

“Queda un queque bien húmedo, ya que la cáscara le aporta retención de humedad por sus almidones y gelatinizados y además tiene el componente que potencia el aroma del plátano. El queque se ve más oscuro, debido a una oxidación que ocurre durante la cocción”, explicó el experto.

Cáscara
Queque de cáscaras de manzanas.

Manzana

-Tres manzanas

-1 taza y media de harina

-3/4 de leche

-3 huevos

1/3 taza de aceite

-3 cucharadas de azúcar

-1 cucharada de polvo para hornear

-1 cucharada de esencia de vainilla

Esta receta tiene un procedimiento muy sencillo que consiste en licuar las cáscaras con la leche, los huevos, el aceite y la vainilla. Licuar. Aparte se tamiza la harina, con el polvo para hornear y luego se incorpora a la preparación anterior. Mezclar. Verter en una sartén, previamente engrasada y cocinar a fuego bajo por 25 o 30 minutos. Quedará un queque bastante esponjoso y con un sabor y aroma muy genuino.

ARTÍCULOS RELACIONADOS