Cabello rizado: los 3 consejos para lucirlos con orgullo

Conocé estos secretos para poder sacarle provecho a tu cabello rizado.
Cabello rizado

El cabello rizado es una cualidad que a muchas mujeres les encanta, pero a otras les molesta mucho. De hecho, hacen todo lo posible para alisar su pelo y lucir distintas.

Es que este tipo de cabello tiene características que lo hacen complicado de tratar: suelen ser grueso, por lo que necesita de mayor hidratación, padece de encrespamiento y no siempre queda con “la forma del tirabuzón”, por lo cual muchas melenas quedan con demasiado volumen.

Cabello rizado: los 3 consejos para lucirlos con orgullo
Cabello rizado. Fuente: (Google).

Cómo peinar el cabello rizado

Según el ancho del rizo, se pueden usar cepillos, espumas y cera sin problema. Para dormir, lo ideal es formar una trenza suelta para evitar el frizz y mantener la forma definida.

En el caso del pelo muy rizado, se debe peinar con peine de púas anchas únicamente a la hora de desenredar, ya que si cepillamos podríamos destruir la forma de los tirabuzones e incluso crear más encrespamiento y rotura.

Cabello rizado: los 3 consejos para lucirlos con orgullo

Un truco extra para evitar que las hebras se rompan y experimentar menos tirones es peinar de abajo hacia arriba, empezando por las puntas y subiendo de a poco. Para dormir, un recogido alto o un gorro de seda serán la clave con la que mantener la definición.

Consejos para lavarlo

Esta es una pregunta que se repite demasiado: se debe lavar con agua no muy caliente. Es ideal usar shampoo libre de sulfato y elegir un producto específico para el tipo de rulo que tengas.

En cuanto al acondicionador, debe colocarse desde el medio hacia las puntas, dejándolo actuar por unos minutos para que la melena absorba todos sus componentes hidratantes y quede más suave. También se debe optar por aquellos que tengan el objetivo de realzar la definición del pelo rizado.

Cabello rizado: los 3 consejos para lucirlos con orgullo
Lavar el cabello rizado. Fuente: (Google).

Una vez que se termine con el lavado, se debe enrollar la melena en la toalla, sin frotar. Solo se debe presionar de forma suave para reducir la humedad sobrante. Después, cuando todavía esté mojado, se aplican todas las reglas anteriores para peinar los rizos.

Lo que no se debe hacer nunca

Existen una serie de reglas que debes seguir para no fastidiar tus rizos y estas recomendaciones son casi prohibiciones. Lo primero es no tocar excesivamente el pelo con las manos. También se debe procurar usar el secador lo mínimo posible y nunca hacerlo sin difusor.

Tampoco se debe abusar de los lavados porque puedes perder los aceites naturales del cabello, así que intenta espaciarlos unos días. Y, las toallas de microfibra son las mejores para secar el cabello rizado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS