Retinol: 4 razones que lo convierten en producto estrella,  y cómo usarlo

El retinol es súper potente para la piel.
Retinol

Es muy común acudir a las farmacias y centros de estéticas y encontrarse con miles y miles de productos de belleza para el rostro. Sin embargo, hay uno que cobra protagonismo entre los dermatólogos actualmente y esto se debe a sus nobles propiedades: el retinol. Se trata de un derivado de la Vitamina A que ha demostrado múltiples beneficios, por lo cual se ha convertido en un artículo estrella recomendado por los profesionales de la piel.

La Dra. Mariangeles Jofre (@mariandermato), especialista en dermatología explica claramente cuáles son los motivos por los que aconseja sumar al retinol a la rutina de cuidado diaria. Pues, según indicó, este producto sirve tanto para pieles dañadas, como para quienes desean prevenir todo tipo de problemas dérmicos, especialmente cuando se trata del rostro.

Retinol
Retinol. Fuente: (Instagram)

Retinol por 4 razones  

Así como otros dermatólogos, la profesional argentina recomienda el uso de este componente que hoy está presente en muchas de las cremas y sérums disponibles en la industria de la cosmética. Sus razones:

  • 1-La experta, explica que el retinol es el más efectivo a la hora de combatir líneas de expresión.
  • 2-Además, mejorar la textura de la piel en pocas semanas.
  • 3-Y unifica también el tono de la piel.
  • 4-Pero lo que más le atrae es que el retinol “es el inductor de colágeno nuevo por excelencia”.
Retinol
Retinol. Fuente: (Instagram)

¡A tener en cuenta!

Si bien se trata de un producto con potentes virtudes, su uso requiere de cuidaos especiales, ya que puede irritar la piel en la primera etapa de uso o ante cantidades excesivas. “Atentas, porque cantidad no significa mejor efecto, si usamos mucha cantidad podemos irritar la piel”, plantea la dermatóloga.

Y el gran problema viene luego. “Un error muy frecuente es que cuando lo empiezan a usar, la piel se irrita y piensan que no es un activo apto. Esto es un error porque con su uso adecuado podemos llegar a adaptarlo para que lo podamos usar prácticamente todas las noches. Además, con una adecuada rutina de skincare, estos efectos adversos son súper manejables”, detalló.

Respecto a la edad en que puede comenzar a usarse, la médica recomienda hacerlo desde antes de los 30. No obstante, indica que en su consultorio puede aconsejar los retinoides desde la adolescencia, dadas sus propiedades para tratar el acné. “En realidad hay algunos que los usamos a edades tempranas para controlar pieles grasas y acné; otras veces lo uso en personas mayores para tratar los signos de envejecimiento cutáneo: manchas, hipergracitud, acné, rosácea, dermatitis seborreica, entre otros”, agregó a la lista de las virtudes.

“Por lo tanto, la edad, puede ser algo relativo. Como una regla básica, yo creo que después de los 26, 27 años, todas y todos necesitamos retinoides. Son como el gimnasio de la piel, la ven a hacer trabajar mucho mejor”, ejemplificó.

Retinol

Cómo usar retinol

En sus posteos en Instagram, la especialista detalla también cómo usar frecuentemente el retinol en casa, mediante 4 pasos sencillos.

  • 1-Lavar el rostro
  • 2-Opcional, pero gran consejo: aplicar hidratación de ojos (vaselina sólida o contorno propiamente dicho)
  • 3-Retinol: distribuir en dos dedos, aplicar esa pequeña cantidad dando golpecitos en el contorno de la cara y luego distribuir evitando el contorno de los ojos y la zona cerca de las alas de la nariz, sin olvidar aplicar en el dorso nasal.
  • 4-Al otro día, cuidarse con el protector solar (como siempre)

Además, la especialista dio un tip para quienes sufren una irritación en la piel tras usar retinoides. Antes de aplicar, es mejor colocarse una crema hidratante. “Esto genera un efecto buffer (amortiguador) para mejorar la tolerancia del retinoide. Luego si ponemos el retinoide en poca cantidad”, precisó.

Jofre explicó también que, si bien el retinol puede colaborar muchísimo como el rostro, también es adecuado su uso en otras partes del cuerpo, como las manos, el cuello y el escote.

ARTÍCULOS RELACIONADOS