Crème brûlée: 5 variantes para caramelizarla

Conoce la técnicas más sabrosas.
Crème brûlée

La crème brûlée es uno de los postres francés más exquisito y extendido en el mundo. Como todo manjar popular, su receta presenta leves variaciones en todo el mundo, aunque conserva, por supuesto sus ingredientes de base. Además, existen muchas opciones para caramelizar su superficie y darle ese toque que hace tan especial que a la crema.

El chef especializado en gastronomía científica, Heinz Wuth revela 5 técnicas para obtener un caramelo distinto, con sabores más o menos potenciados de acuerdo a los ingredientes aditivos que se utilicen e incluso sin azúcar. De este modo, el tradicional crème brûlée, puede sumar otro gusto para los paladares más exquisitos.

Crème brûlée
La crème brûlée es un postre típico de Francia.

Crème brûlée para degustar

A través de su cuenta de Instagram, el experto culinario e influencer explica las alternativas al caramelo clásico, mediante la incorporación de otros ingredientes fáciles de conseguir. “Caramelizar un crème brûlée o también una crema catalana. Esta técnica es importante para obtener esa cubierta crujiente que complementa este postre”, dice en uno de los tantos videos instructivos disponibles en su perfil @soycienciaycocina.

1-Añadir azúcar y cubrir bien la superficie de la crema, como se lo hace comúnmente. Luego, se utiliza un soplete en potencia media para derretir el azúcar, de modo que el resultado sea un dorado. “Usa un movimiento constante”, recomienda y explica que se puede caramelizar según el gusto de cada uno para algo más o menos tostado. “Por pirolisis el azúcar se incorpora y nos da color y sabores nuevos”, detalla el especialista.

2-Para llevar la crème brûlée a otro nivel, es necesario mezclar el azúcar con un poquitito de  agua, hasta obtener una consistencia de una pasta. Esto se aplica en la superficie, como en la técnica anterior. Al gratinar, se logra una capa de caramelo más firme y crocante; porque “al aplicar calor, el agua disuelve el azúcar y forma una red pareja entre los cristales. Permite caramelización más pareja”, sostuvo.

Crème brûlée
La crème brûlée se cocina a baño María.

3-La tercera opción es reemplazar el agua por licor. De este modo, dice Wuth “dejará más sabor”. “El alcohol se volatiliza y deja una textura frágil y crujiente.

4-Otra opción es dejar de lado el azúcar y usar alulosa, un ingrediente alternativo que carameliza.

El chef explica que los caramelizados duran hasta 24 horas en frío, así mejor prepararlos con día de anticipación.

Receta de la crème brûlée

La Crème brûlée se puede elaborar con solo cuatro ingredientes de uso común. Revisa cómo prepararlo.

Se necesitan:

4 huevos

500 g de nata (35% materia grasa)

1 pizca de sal

70 g de azúcar

1 vaina de vainilla

Crème brûlée
La nata es esencial para la crème brûlée.

El primer paso es preparar el horno. Precalentarlo a 170 ºC. Colocar una bandeja con suficiente agua para cubrir la mitad del molde en el que irá la preparación. Lo siguiente es cortar por la mitad (a lo largo) la vaina de vainilla, y quitar las semillas. Luego de añade la nata en un cazo, junto con la vainilla y se cocina a fuego lento.

Separar yemas de claras, y reservar estas últimas, ya que no serán necesarias en este postre. En un bol batir enérgicamente las yemas con el azúcar y la sal hasta conseguir que la mezcla doble su volumen. Cuando la nata infusionada se temple, añadir, de a poco, la mezcla de yemas y azúcar. Continuar batiendo. Verter la preparación en los moldes elegidos hasta la parte superior.

Hornear durante 30-35 minutos al baño maría. Una vez que se retire del horno, es necesario dejar templar antes de llevar a la heladera, donde deberá permanecer unas tres horas antes del proceso de caramelización. En entonces, cuando se puede utilizar cualquiera de las versiones antes mencionadas por Wuth para completar la crème brûlée.

ARTÍCULOS RELACIONADOS