Lavado del pelo: “Low Poo” o “Co Washing” ¿cuál de los 2 usas?

El lavado del pelo es parte elemental de una rutina de cuidado capilar.
Lavado del pelo

El lavado del pelo es la parte más importante de la rutina de cuidados capilares. Por eso es que la forma de aseo, así como el shampoo y el acondicionador que se utilizan para ello, son fundamentales. Justamente en esto último hacen hincapié el , dos líneas de productos, cuyos componentes los hacen potables para distinto tipo de cuello cabelludo y melena.

Prestar atención a esta diferenciación puede tener grandes beneficios para nuestro cabello. Siempre se pueden implementar cambios favorecedores para optimizar nuestro lavado del pelo, a los fines de mejorar su volumen y textura; como así también controlar gratitud, evitar el daño y dar brillo y sedosidad. Para eso, la dermatóloga, Mariangeles Jofre ofrece explicaciones muy claras sobre las dos tendencias en cosmética capilar.

Lavado del pelo
Conocer las propiedades de cada cosméticos es indispensable.

Dos opciones para el lavado del pelo

No se trata de productos de último momento, ni nada por el estilo. En casa podemos encontrar alguno de los dos, ya que el “Low Poo” y el “Co Wash” aluden a la composición de los mismos. Así que, luego de conocerlos, puedes correr a ver la etiqueta de tu shampoo/acondicionador para saber cuál de los dos utilizas.

  • Low Poo: la especialista aclara que “cuando hablamos de limpiadores hablamos de surfactantes (generalmente los que hacen espuma)”. Esto engloba a varios tipos entre los que se encuentran los famosos “sulfatos” o “surfactantes aniónicos” (los más “fuertes”). Pues, se trata de un método que se basa en evitar este tipo de productos. Para reemplazarlos utiliza surfactantes más suaves, que tienden a ser más gentiles, como los de tipo “catiónico” o “anfotéricos”.

“Lo que hacen es limpiar pero no barrer tanto el sebo, la hidratación natural del pelo, dejando con el tiempo un pelo más manejable y con menos frizz”, comenta la dermatóloga en su cuenta de Instagram con más de 100 mil seguidores.

Lavado del cabello
Existen distintos tipos de productos para el lavado del cabello.

Ahora bien, ¿a quienes se recomienda este tipo de productos? La Dra. Jofre sostiene que la línea de los “Loo Poo” es ideal para cueros cabelludos sensibles o bebés, como así también para pelo rizado o muy seco y poroso, como aquellos que están sometidos constantemente a tinturas. No obstante, asegura que puede usarlo cualquiera. Eso sí, en caso de sufrir de alguna patología en el cuero cuerpo cabelludo, lo mejor es acudir a una consulta con un dermatólogo.

Quienes estén interesados en saber si están usando algún producto de esta línea, en la etiqueta deberían encontrar compuestos como los siguientes: Sodium cocoyl isethionate, Sodium lauryl sulfoacetate, Disodium laureth sulfosuccinate, Sodium methyl cocoyl taurate, Sodium lauroyl glutamate, Sodium cocoyl glutamate, Sodium methyl cocoyl taurate, Cocamidopropyl betaine, Coco betaine, Cocamidopropyl hydroxysultaine, Lauryl hydroxysultaine, Sodium cocoamphocetate, Sodium lauroamphocetate.

Lavado del cabello
El Co Wash y el Lo Poo se diferencian por sus compuestos.
  • “Co Wash”: Este método de lavado del pelo “hace referencia al lavado del cabello con acondicionadores (viene de COnditioner WASHing)”, dice la médica. Pero advierte que no se trata de cualquier acondicionador. “Son algunos productos aptos ya que contienen algún tipo de surfactante muy suave en su fórmula (pero no sulfatos, esos no), por eso pueden limpiar, pero lo que prioriza este método es conservar la hidratación del pelo”, indica.

Respecto a quienes pueden utilizarlos, la experta plantea que las personas con cuero cabelludo muy graso, con caspa o dermatitis seborreica deben evitarlos o consulten con su dermatólogo antes de cambiar su productos de cuidado tradicional por los de esta línea.

También, agrega que de que el “Co Wash” sea nuestra opción predilecta a para el lavado del pelo, la especialista recomienda diluir el producto con agua, masajear muy bien, ya que hace muy poca espuma. Y lo primordial es un buen enjuague con mucha agua para que no queden restos. “Luego si, aplicar un acondicionador nutritivo en las puntas”, explicó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS