¿Cómo se debe realizar la limpieza de las sillas de tela? Así puedes saberlo según su código

limpieza

La limpieza adecuada de las sillas de tela es esencial para preservar su apariencia y durabilidad a lo largo del tiempo. Sin embargo, esta tarea no debe abordarse de manera genérica, ya que diferentes tipos de telas requieren métodos de limpieza específicos.

La clave para una limpieza efectiva radica en comprender los códigos que se encuentran en las etiquetas de las sillas, proporcionando orientación sobre el enfoque correcto.

Aquí se detallan las pautas de limpieza según los códigos:

limpieza
  1. Código “W” – Limpieza en húmedo: Este código indica que la tela de la silla se puede limpiar en húmedo. Esto significa que puedes utilizar un paño rociado con agua o limpiadores específicos a base de agua para eliminar manchas y suciedad. Es esencial realizar la limpieza con cuidado, prestando atención a las instrucciones del producto utilizado.
  2. Código “S” – Limpieza en seco: Las sillas con el código “S” requieren un enfoque de limpieza en seco. Esto implica el uso de productos en polvo diseñados para este propósito. Estos productos se aplican sobre la tela y se dejan actuar durante unos minutos. Posteriormente, se retiran, llevándose consigo la suciedad acumulada.
  3. Código “WS” – Limpieza en húmedo y en seco: Este código indica que la tela de la silla es versátil y puede ser limpiada tanto en húmedo como en seco. Puedes utilizar productos a base de agua o productos en polvo según tus preferencias y necesidades específicas de limpieza.
  4. Código “X” – Limpieza profesional: Las telas con el código “X” son las más delicadas y requieren cuidados especiales. Se recomienda evitar el uso de cualquier producto de limpieza por cuenta propia, ya que esto podría dañar la tela. En lugar de eso, si surge la necesidad, se aconseja buscar servicios de limpieza profesional.
limpieza

Además de seguir las indicaciones según el código de limpieza, es importante tener en cuenta la naturaleza específica de las manchas y la suciedad en cada silla. Para manchas más persistentes, se puede recurrir a métodos específicos, siempre asegurándose de no comprometer la integridad de la tela.

En el caso de las sillas con códigos “S” y “WS”, el bicarbonato de sodio se presenta como una solución eficaz. Puede aplicarse en seco o mezclado con agua para obtener una limpieza efectiva.

limpieza

En la limpieza en seco, simplemente se aplica el bicarbonato sobre la tela y se retira después de unos minutos. En la limpieza en agua, el bicarbonato se mezcla con agua tibia, se aplica sobre la zona sucia y se cepilla para eliminar las manchas.

Al seguir estas pautas según los códigos de limpieza, puedes asegurarte de mantener tus sillas de tela en óptimas condiciones, prolongando su vida útil y manteniendo la estética de tu hogar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS