Vitamina C facial: 5 beneficios y cómo usarla sin que manche

La Vitamina C tiene propiedades imperdibles.
Vitamina C

Entre los tantos productos que el mercado ofrece, la Vitamina C en cremas, sérum o geles se impone como una gran aliada para el cuidado facial. Y, si bien es parte de la industria cosmética, los dermatólogos suelen recomendar su uso, dados los grandes beneficios que tiene para la piel.

Este componente ofrece una gran cantidad de ventajas para complementar las rutinas que le siguen al skincare. La Dra. Mariangeles Jofre revela en uno de sus posteos los 5 beneficios de la Vitamina C que, actualmente se consigue en formatos muy variados y combinada con otros ingredientes, tanto para pieles normales, como grasas, secas y sensibles.

Vitamina C
Propiedades de la Vitamina C.

Por qué usar Vitamina C

La especialista en dermatología explica que esta vitamina:

  • Protege de los rayos UV: Al proteger la estructura de la piel, la vitamina C ayuda a limitar la reacción de la piel a los rayos UV que pueden acelerar el envejecimiento y causar arrugas. También funciona para nivelar las manchas solares y los problemas de pigmentación inducidas por los rayos UV.
  • Refuerza la función barrera de la piel: Al aumentar la producción de cerámicas y lípidos, mejora la función de barrera de la piel y ayuda a mantener los niveles de humedad elevados, para lucir una piel más suave y flexible, que puede soportar mejor el proceso del envejecimiento. Otro punto a favor de la rosácea, donde la piel afectada tiende a perder más agua.
  • Mejora la luminosidad: Al tener una acción exfoliante, ayuda con la eliminación de células muertas de la piel, las cuales crean una tez más opaca o apagada, para producir una piel más suave y tersa, mejorando la apariencia de las líneas finas.
  • Mejora la pigmentación desigual: Gracias a las acciones exfoliativas y antiinflamatorias, la Vitamina C puede prevenir y mejorar la aparición de manchas causadas por el fotoenvejecimiento e inhibe la producción de melanina (pigmento de la piel).
  • Puede ayudar a las pieles propensas a acné.
Vitamina C
La vitamina C es un potente antioxidante.

 Como evitar que la Vitamina C manche la piel

Jofre explica que “la Vitamina C es un antioxidante, pero se oxida mucho con el medio ambiente”. Es por esto que, si se aplica un producto con Vitamina C en el rostro y luego nos exponemos al sol directo, puede ocurrir que se oxide el producto y se genere mancha en la piel. “Lo bueno es que es una mancha transitoria y podemos lavarnos, por ahí con un lavado o varios repetidos (se va), pero no es una mancha permanente”, asegura.

De todos modos, si queremos evitar que eso ocurra, el mejor consejo es aplicar el producto con Vitamina C, al menos una hora antes de la exposición al sol. Usarla en concentraciones máximas de 10% si es pura. Mejor todavía si se puede cambiar el producto tradicional por una estabilizada durante el verano.

Vitamina C
Hay muchos productos formulados con Vitamina C.

Sobre su aplicación                                                       

Respecto a la forma de aplicar la Vitamina C, la dermatóloga explica que “no hay respuesta correcta porque esto depende mucho del vehículo que utilice el suero”. Por suero se entiende un concepto de marketing que hace referencia a un “concentrado de activos que eligen un vehículo para aplicarse”. Por lo tanto, indica, la cantidad la cantidad se va a descubrir de acuerdo a las necesidades de la piel.

Eso sí, la especialista cuenta que, “si el vehículo es más acuoso o fluido se dicen 3 gotas”. Vale recordar también que este producto puede usarse durante la noche porque también se genera grasa en la piel. “Si bien es mucho menos que durante el día, hay producción de sebo igual. Y la vitamina c es un activo que se lleva mal con la grasitud, no la deja penetrar”, dice.

ARTÍCULOS RELACIONADOS