Suspiro limeño: La receta de 3 pasos para sorprender en Año Nuevo

El suspiro limeño es un postre fresco ideal para el verano.
Suspiro limeño

Pocos postres hay en el mundo tan encantadores como el suspiro limeño. La combinación de ingredientes tan suaves y cremosos, con otros más pronunciados, hacen de este plato, un verdadero manjar. Y qué mejor que prepararlo de acuerdo a los consejos de una experta, como Maria Angelica Bertin Espina.

La chef de @cocina_chilena pone a prueba las instrucciones del libro “Recetas para sorprender” de @natyvidasaludable que, en solo 3 pasos alista el suspiro limeño para compartir un postre fresco con la familia y/o invitados a la mesa de fin de año.

Suspiro limeño
La elaboración del suspiro limeño es sencilla.

Suspiro limeño, como un profesional

Si bien se trata de una preparación bastante sencilla, como todo en pastelería requiere de mucha atención y medidas y tiempos exactos. Para preparar esta delicia para cuatro porciones, se necesitan:

Suspiro:

– 3 yemas de huevo

– 1 tarro de leche evaporada

– 1 tarro de leche condensada

– 1 cucharada de esencia de vainilla

Merengue:

– 80 g de azúcar

– 2 claras de huevo (medianas)

– 1/4 taza de oporto o vino añejo

– Canela en polvo para decorar

Suspiro limeño
El almíbar debe estar a punto a la hora de incorporarlo.

Para elaborar en casa el suspiro limeño, se debe comenzar con las leches.
1. En una olla mediana, mezclar la leche condensada con la leche evaporada y calentar a fuego medio durante 20 a 30 minutos aproximadamente, removiendo constantemente hasta obtener una mezcla espesa (hasta que se vea el fondo de la olla al pasar una cuchara).

2. Mientras tanto, retirar un poco de la mezcla y dejar entibiar. Agregar las yemas de huevo lentamente a la olla con la mezcla de leche caliente, sin dejar de revolver. Colocar de nuevo la olla en el fuego bajo, durante otros 5 minutos, revolviendo constantemente . Agregar la esencia de vainilla y retirar del fuego.
3. Una vez lista la mezcla del suspiro, verter en recipientes individuales y dejar enfriar.

Para el merengue:

1. En una cacerola pequeña colocar el azúcar y el oporto o vino añejo. Llevar a fuego medio durante 8 a 10 minutos, revolviendo ocasionalmente (no introducir utensilios para revolver). Esto hasta lograr almíbar bolita blanda.

Suspiro limeño
Un merengue suave hará del suspiro limeño todo un manjar.

2. Mientras el almíbar se va cocinando, batir las claras de huevo a punto de nieve en otro recipiente. Cuando el almíbar esté casi listo, verterlo lentamente sobre las claras batidas, batiendo constantemente para combinar ambas preparaciones. Seguir batiendo durante unos minutos más hasta que el merengue tenga brillo y una textura firme.

3. Cubrir decorativamente los recipientes con el merengue y espolvorear un poco de canela en polvo para decorar. Refrigerar antes de disfrutarlo bien frío.

Con estos simples pasos, ya tendremos listo el suspiro limeño para deleitar a quienes nos acompañan en la última jornada del año.

ARTÍCULOS RELACIONADOS