Acné adulto: 5 pasos para una rutina de cuidado beneficiosa

Ante un caso de acné adulto, se debe usar productos específicos.
Acné adulto

Si bien existe un sinfín de rutinas de cuidado facial, no todas son aptas para cada tipo de piel. Quienes padecen del acné adulto saben lo primorosos que deben ser a la hora de comenzar a usar un producto o incorporar nuevos procedimiento a su skincare. Y es que este problema, aunque se presente como estético, tiene un trasfondo médico que debe ser atendido, tal como lo explican frecuentemente los profesionales.

Sin embargo, hay algunas claves que pueden servir a la hora de armar su rutina de cuidados sin desfallecer en el intento. La Dra. Cristina Eguren, dermatóloga española tiene una serie de recomendaciones para personas con acné adulto.

Acné adulto
Las pieles con acné precisan un cuidado muy particular.

Acné adulto: pasos para el cuidado diario

“Esta rutina no solo favorecerá un mejor control del acné, sino una mejor estructura y función cutánea en su conjunto. Es decir, una piel más sana, más bonita y que envejecerá mejor”, explica la especialista. Estos son sus tips:

  1. limpieza y preparación: Realizar la limpieza mañana y noche, incluso aunque sin haberse maquillado.

El imprescindible usar un limpiador de tipo jabonoso que se enjuague con agua. A su vez, en el caso de que se desee realizar una doble limpieza, se puede añadir antes, agua micelar o aceite limpiador. “Perfecto, pero lo realmente necesario es el limpiador jabonoso”, insiste la profesional.

Para exfoliar se debe usar un producto de exfoliación física o “scrub”, una vez al día o, al menos días alternos. También se puede incorporar un tónico de control de grasa mañana y noche.

  • 2. Vitamina C: En rutinas avanzadas se puede incluir la vitamina C que no debe tener un excipiente demasiado graso. Ahora bien, en caso de tener acné activo y estar lleno de grano, lo mejor es saltear este paso e incluirlo más adelante, “Tu prioridad ahora es controlar la grasa y la inflamación y no tanto aportar luminosidad a tu piel”, sostiene la experta.
  • 3. Producto estabilizador por la mañana: Tras la limpieza, lo idea es sumar un producto que estabilice, active y refuerce la función barrera.
Acné adulto
En caso de presentar acné en la adultez es necesario consultar con un profesional.
  • 4. Fotoprotector: Se puede usar el que sea de preferencia de cada uno, pero que no aporte grasa. En esta línea, la dermatóloga recomienda algunos productos que cumplen con estos requisitos:

-Sun Protection Oil Control gel-crema SPF50+ de Eucerin: por su textura ultraligera con efecto antibrillo y tecnología sobrerreguladora. Con y sin color.

-Heliocare 360 Gel Oil-Free SPF50+ de Cantabria Labs: por su textura ligera y libre de aceites, acción matificante seborreguladora. Con y sin color.

-Athelios Oil COrrect de La Roche-Posay: Gel-crema con activos correctores dermatológicos y acabado matificante. Con color.

-Cleanance solar SPF50+de Avene: Acabado invisible, efecto matificante y antioxidante. Con y sin color.

  • 5. Retinol: Por la noche, luego de limpiar y preparar la piel, usa run retinoide ayudará a sobrerregular, controlar el acné y activar la función barrera para poner las células a trabajar.
Acné adulto
El acné adulto es un problema más frecuente de lo que se cree.

Eguren recuerda que, el factor principal para la aparición del acné adulto “es la influencia hormonal”. “Las hormonas androgénicas que son las hormonas masculinas que actúan sobre las glándulas sebáceas y esto hace que aumente la producción de grasa”.

Ahora bien, ¿cuando aparece físicamente el acné? La experta plantea que lo hace en el inicio de la adolescencia porque es el momento en el que se produce un aumento fisiológico y esperado de las hormonas androgénicas que aparecen por el propio desarrollo de la pubertad. Por eso es muy típico que aparezca. A su vez, sostiene que, durante la adolescencia, “es un acné esperable, fiosilógico, normal que debemos tratar, pero es totalmente esperable que aparezca”.

En el acné adulto, según indica, la causa principal es la misma, solo que la influencia hormonal “ya no es fisiológica”, sino “patológica, alterada” y que estar ligada a un “aumento de producción de las hormonas a nivel ovárico, suprarrenal  o, simplemente porque el receptor de la glándula sebácea sea más sensible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS