Mascarillas caseras: 5 productos cuyos efectos desconoces

Las mascarillas caseras se pusieron de moda en pandemia.
Mascarillas caseras

Las mascarillas caseras se han convertido en toda una tentación para quienes quieren lucir una piel más bonita. Tanto en la web, como en redes sociales figuran infinitas instrucciones y supuestos beneficios de los productos casi siempre presentes en casa; pero no todo lo que se lee es cierto. Pues, los dermatólogos no apoyan el uso de comestibles ni artículos domésticos sobre la piel. Y todo tiene una razón.

La dermatóloga Catherine Córdova señala que las mascarillas caseras  pusieron “muy de moda” durante la pandemia, en medio de la cuarentena. Y, “si bien hay muchas personas a las que les va bien y nos comparten sus experiencias positivas, también hay otras que han tenido serios problemas de piel por esto”. Así es que revela los potenciales efectos distintos productos que se pueden encontrar en el hogar.

Mascarillas caseras
Las mascarillas caseras pueden traer más problemas que soluciones.

Mascarillas caseras, un riesgo

La especialista y creadora de contenido explica que “no todas las pieles son iguales” y por tanto “es necesario tener en cuenta los efectos secundarios que pueden producir en la piel” las mascarillas caseras. Las frutas y verduras y las plantas y hierbas también comestibles pueden tener propiedades realmente valiosas en nuestra alimentación, pero no son cremas.

En ese sentido, Córdova ofrece un detalle de los riesgos que supone usar comestibles y otros productos del hogar, de manera directa en nuestra piel.

1.El limón: Puede causar irritaciones, aumentar la inflamación en el acné o producir manchas si luego se expone la piel al sol (Fitofotodermatosis).

Mascarillas caseras
Los productos domésticos no deberías ser materia prima de mascarillas.

2.La Palta, el aceite de coco y el aceite de oliva: Muy oleosos y comedogénicos. Podría tapar poros y producir espinillas y granitos.

3. Avena: Diluida funciona muy bien como antiinflamatorio. De forma directa podría irritar y secar mucho la piel.

4.Bicarbonato: Es muy alcalino. Al aplicarlo sobre la piel altera su función de barrera, irritándola y volviéndola susceptible a infecciones.

5.Azúcar: Sus gránulos pueden ser muy agresivos para pieles sensible y causar pequeñas heridas microscópicas.

Mascarillas caseras
No hay evidencia científica que avale bondades de las mascarillas caseras.

“Recordemos que estas prácticas carecen de evidencia científica, y dados los efectos secundarios que podría producir (descritos y documentados muy a menudo) en algunas pieles, sugiero evitar probarlas si tienen la piel muy sensible, rosácea, dermatitis seborreica, acné, manchas o psoriasis”, agrega la dermatóloga desaconsejando el uso de estas mascarillas.

A su vez, explica que en las consultas es generalizado el planteo de que acuden a las mascarillas caseras ya que “las cremas cosméticas o dermatológicas no son accesibles”. “Si esa fuera la razón, podrían comenzar con un buen protector solar, es el mejor antiaging que existe. Después, si desean, ir adquiriendo sus productos poco a poco”, recomienda.

ARTÍCULOS RELACIONADOS