Cuidado en el verano: síntomas y prevención de golpes de calor

golpes de calor

Con la temporada cálida se suelen dar los golpes de calor.

Con la llegada del verano, las altas temperaturas pueden traer consigo el riesgo de sufrir golpes de calor, una condición que afecta principalmente a niños y adultos mayores. El periodista especializado en meteorología, Alejandro Sepúlveda, detalla los síntomas a los que debemos prestar atención.

golpes de calor

Síntomas Comunes de los golpes de calor

  1. Debilidad o Desgano: Pérdida de energía y sensación de cansancio extremo.
  2. Aceleramiento de los Latidos del Corazón: El corazón late más rápido de lo normal.
  3. Problemas para Respirar: Dificultades en la respiración.
  4. Dolor de Cabeza: Malestar y dolor en la cabeza.
  5. Aumento de la Temperatura Corporal (Fiebre): Elevación de la temperatura corporal.
  6. Mareos, Náuseas y Vómitos: Sensación de mareo, náuseas y posiblemente vómitos.

Sepúlveda advierte que, además de niños y adultos mayores, aquellos que trabajan al aire libre, como agricultores o constructores, deben estar alerta a estos síntomas debido a su exposición constante al sol.

Cuándo el golpe de calor se convierte en urgencia

La situación se vuelve crítica si se observan los siguientes signos:

  1. La piel está roja, caliente, seca y no genera sudor.
  2. Pulso acelerado y fuerte.
  3. Confusión o pérdida del conocimiento.
  4. Contracción involuntaria de los músculos (calambres).

Cómo Actuar Ante un Golpe de Calor:

  • Llamar a una ambulancia de inmediato (teléfono de urgencias: 131).
  • Ubicar a la persona en un lugar fresco, evitando la exposición al sol.
  • Rociarla con agua fría y proporcionarle viento.
  • Colocar toallas húmedas frías en cuello, axilas e ingle.
  • Cubrirla con sábanas frías y húmedas.
golpes de calor

Cómo evitar un golpe de calor

  • Mantenerse hidratado, bebiendo agua durante el día.
  • Evitar la exposición al sol entre las 11 y las 17 horas.
  • Permanecer en espacios ventilados.
  • Evitar bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Protegerse con protector solar, gorro o sombrilla.
  • Reducir la actividad física.
  • Optar por comidas ligeras, como frutas y verduras.

Consejos para bebés

  • Dar pecho con mayor frecuencia para mantenerlos hidratados.
  • Humedecer su cuerpo.
  • Ofrecerles agua fresca.
  • Evitar abrigarlos excesivamente.

Recuerda que la prevención es clave. Ante cualquier duda o síntoma preocupante, es crucial buscar asistencia médica. La información proporcionada aquí es meramente informativa y no sustituye la consulta con un profesional de la salud.

Cuidado y prevención en temporada de calor

Con el aumento de las temperaturas en la temporada estival, es crucial estar alerta a los posibles riesgos de sufrir golpes de calor, especialmente en grupos vulnerables como niños y adultos mayores. Los síntomas, que van desde debilidad y mareos hasta la aceleración de los latidos del corazón, son señales que no deben subestimarse.

La urgencia se presenta cuando la piel está roja, caliente y seca, sin producir sudor, acompañada de pulso acelerado, confusión o pérdida del conocimiento. En tales situaciones, se aconseja llamar de inmediato a una ambulancia (131) y tomar medidas para enfriar al afectado, como rociar agua fría y colocar toallas húmedas.

La prevención juega un papel fundamental. Tomar medidas como mantenerse hidratado, evitar la exposición directa al sol en las horas centrales del día, permanecer en lugares ventilados y reducir la actividad física son clave para evitar golpes de calor. Esto es aún más relevante para aquellos que trabajan al aire libre, ya que están expuestos a condiciones más extremas.

golpes de calor

Recuerda la importancia de consultar con un médico

Si experimentas alguno de estos síntomas o tienes dudas sobre tu salud, es fundamental buscar asistencia médica. La información proporcionada aquí es informativa y no sustituye la consulta con un profesional de la salud. La atención temprana puede marcar la diferencia en el tratamiento de condiciones relacionadas con el calor.

En esta temporada de calor, cuida de tu bienestar y el de tus seres queridos. La información es una herramienta poderosa, pero la orientación médica brinda la seguridad necesaria para afrontar cualquier situación de salud. A cuidarse de los golpes de calor. ¡No dudes en consultar con un profesional y disfruta de un verano seguro y saludable!

ARTÍCULOS RELACIONADOS