José Luis Repenning bajo fuego por un insólito fallo

Pillan a José Luis Repenning en un sitio insólito y lo acusan de no cumplir con una de sus promesas más importantes. Priscilla Vargas se encargó de revelar la verdad.
José Luis Repenning

En medio de la expectación generada por la decisión de José Luis Repenning de adoptar un estilo de vida más saludable, las promesas de Año Nuevo parecen haberse desvanecido rápidamente. Como era de esperarse, el conductor quedó completamente expuesto en su propio programa.

Fue Priscilla Vargas quien recordó la promesa que José Luis Repenning había asumido a poco de finalizar el 2023. De inmediato encaró al comunicador para saber si había logrado el objetivo de asistir al gimnasio como lo había afirmado hace pocos días.

José Luis Repenning
El conductor prometió llevar una vida saludable. Foto: (Instagram)

¿José Luis Repenning faló a su palabra?

Sin embargo, la situación tomó un giro inesperado cuando los camarógrafos de Pri capturaron a José Luis Repenning saliendo de “Donde el Nano”, una conocida picada amiga de “Tu Día”, evidenciando un incumplimiento de las promesas hechas.

“No podemos quedar de mentirosos. De hecho estaba con la misma camisa”, aseguró uno de los camarógrafos que pilló al animador mientras salía del local de comidas. Vargas aseguró que le pidió a su amigo que le enviara una foto desde el gimnasio, algo que incumplió.

José Luis Repenning
Vargas expuso a su compañero. Foto: (Instagram)

Pero Repenning tenía un as bajo la manga. Cuando los camarógrafos expusieron al supuesto animador que salía de la picada se dieron con que, en realidad, no se trataba de José Luis Repenning sino una persona con el físico similar al del periodista.

Pese a las burlas, el comunicador sigue adelante con su promesa de mantener una vida sana a lo largo de este 2024. De hecho es una de las metas que se propuso y, hasta ahora, está cumpliendo.

José Luis Repenning
Repe aseguró que comenzará a ir al gimnasio. Foto: (Instagram)

“Estoy con el propósito de cumplir, me inscribí en un gimnasio. En esta oportunidad espero que no sea un donativo al dueño del gimnasio, siempre me pasa”, había confesado a poco de iniciar un nuevo año. En otras oportunidades intentó cumplir con este objetivo pero no consiguió cumplir.

“Fue un griterío (de quejas), los vecinos pensaron que le estaban pegando a alguien. Levantar el brazo para echarme el desodorante… La verdad, es que si hoy me ven con poco movimiento, tiene un motivo. Pido disculpas si no me muevo mucho hoy. Pero es por un propósito”, concluía José Luis Repenning.

ARTÍCULOS RELACIONADOS