Javiera Contador rememora las críticas a su Look durante su etapa como animadora de matinal en TVN

Javiera Contador

Javiera Contador abrió su corazón y reveló los malos momentos vividos.

En una reciente entrevista en el programa Podemos hablar, la reconocida actriz y comediante Javiera Contador abordó abiertamente las dificultades que enfrentó durante su tiempo como animadora del matinal de TVN, particularmente debido a las críticas que recibió por su aspecto físico y elección de vestuario.

Al ser consultada por Julián Elfenbein sobre si estas críticas aún la afectan, Contador reflexionó sobre cómo ha evolucionado su perspectiva con el tiempo. “Ahora me da risa… Cuando esto pasó, yo lo pasé pésimo; ahora te lo digo, porque ahora no me pasa”, admitió. Sin embargo, no dejó de destacar el impacto emocional que estas críticas tuvieron en su momento, revelando que llegó a llorar mucho y experimentó una profunda incomodidad que la llevó a cuestionar incluso su participación en el canal.

Javiera Contador

La experincia de Javiera Contador

La actriz explicó que las críticas no se limitaban a su elección de vestuario, sino que iban más allá, alcanzando aspectos personales e íntimos. “Me subía al taxi y el taxista como ‘es que usted las piernas las tiene muy gorditas’”, compartió, destacando cómo la percepción del público sobre su físico se volvía invasiva.

Contador también compartió anécdotas específicas, como el encuentro con un niño en un centro comercial que le dijo que su mamá debería vestirla, así como situaciones incómodas en restaurantes donde desconocidos le daban consejos no solicitados sobre su apariencia.

El programa exhibió una portada de un periódico que titulaba “Javiera Contador: Ánimo bien, pero me visto mal”, lo cual exacerbó sus dificultades emocionales en ese momento. La actriz recordó con pesar ese episodio y cómo afectó su autoestima, llegando al punto de no querer presentarse en el matinal.

La conversación también abordó la presión de conformarse a los estándares de belleza de la época, donde se esperaba que las mujeres fueran delgadas, bronceadas y con ciertos atributos físicos. Contador mencionó que, durante su participación en teleseries, se sentía obligada a ir al solárium y someterse a estándares poco realistas de belleza. Además, reveló que le sugerían implantarse pechugas, pero ella optó por mantener su figura natural.

Finalmente, Javiera Contador destacó cómo la industria televisiva ha evolucionado en cuanto a la aceptación de diferentes tipos de cuerpos, enfatizando que, cuando comenzó su carrera, la presión por cumplir con ciertos cánones de belleza era abrumadora. Aunque las experiencias pasadas fueron difíciles, la actriz subrayó la importancia de la diversidad corporal y cómo la industria ha avanzado hacia una mentalidad más inclusiva, especialmente con la tendencia del Body Positivity.

Javiera Contador

De las críticas al empoderamiento

Javiera Contador resalta la evolución positiva en la percepción de la belleza en la televisión y la sociedad en general, señalando la importancia del movimiento Body Positivity en la actualidad. A pesar de las dificultades que enfrentó en sus inicios, la actriz destaca la fortaleza necesaria para resistir las presiones externas y mantenerse fiel a sí misma.

Javiera Contador también subraya cómo las experiencias pasadas la llevaron a reflexionar sobre la influencia que los medios de comunicación tienen en la autoestima, especialmente entre las mujeres jóvenes.

Javiera Contador

Al compartir sus propias luchas, busca inspirar a quienes enfrentan desafíos similares, recordándoles que la autenticidad y la aceptación personal son clave.

En un tono optimista, Javiera Contador concluye expresando su alegría por el cambio cultural que promueve la inclusividad y la diversidad, alentando a todos a celebrar la belleza en todas sus formas. Su historia no solo sirve como un recordatorio de la evolución positiva en la industria del entretenimiento, sino también como un testimonio inspirador de cómo la resiliencia y la autenticidad pueden prevalecer ante los estándares de belleza convencionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS