Deshidratación: señales y cómo actuar cuando se detecta

En pleno verano, la deshidratación comienza a afectar sobre todo a los niños y adultos mayores.
deshidratación

Mantenerse hidratado es crucial tanto para los niños como para los adultos mayores debido a las necesidades específicas de cada grupo y a que son los grupos más propensos a caer en la deshidratación, con todas las complicacionees de salud que esto acarrea.

En el caso de los niños, es vital ya que tienen una proporción más alta de agua en el cuerpo que los adultos y suelen ser mucho más activos. Es importante inculcarles desde temprana edad el hábito de beber agua a lo largo del día para mantener su temperatura corporal, producir fluidos corporales y para el funcionamiento diario de su organismo.

Deshidratación: señales y cómo actuar cuando se detecta
Deshidratación. Fuente: (Google).

En cuanto a los adultos mayores, es fundamental prestar atención a su hidratación, ya que a medida que envejecemos, la sensación de sed puede disminuir, lo que lleva a un mayor riesgo de deshidratación.

La deshidratación en adultos mayores puede tener consecuencias más graves, como confusión, mareos y problemas renales. Por lo tanto, es importante fomentar el consumo regular de líquidos y monitorear de cerca su hidratación.

La importancia de la hidratación

-Consumo de agua: Es importante beber suficiente agua a lo largo del día. La cantidad recomendada puede variar según la edad, el sexo, la actividad física y otros factores, pero en general se sugiere beber al menos 8 vasos de agua al día (aproximadamente 2 litros).

Deshidratación: señales y cómo actuar cuando se detecta

-Hidratación a través de alimentos: Algunos alimentos, como frutas y verduras con alto contenido de agua, también contribuyen a la hidratación. Incluir estos alimentos en la dieta diaria puede ayudar a mantener un buen nivel de hidratación.

-Bebidas deportivas y electrolitos: Durante la actividad física intensa o en condiciones de calor extremo, las bebidas deportivas con electrolitos pueden ser beneficiosas para reponer los minerales perdidos a través del sudor.

-Señales de deshidratación: Es importante estar atento a las señales de deshidratación, como sed excesiva, sequedad en la boca, fatiga, mareos y orina oscura. Estas señales indican que el cuerpo necesita más líquidos.

Cómo actuar ante una deshidratación

-Incrementar la ingesta de líquidos: La primera medida es beber agua o consumir bebidas con electrolitos para reponer los fluidos perdidos. Si es posible, es recomendable consumir pequeñas cantidades de líquidos con regularidad.

Deshidratación: señales y cómo actuar cuando se detecta
Deshidratación en adultos mayores. Fuente: (Google).

-Descanso: Si la deshidratación ha sido causada por la exposición al calor o por actividad física intensa, es importante descansar en un lugar fresco y sombreado.

-Consumir alimentos ricos en agua: Frutas y verduras con alto contenido de agua, como sandía, pepino y naranjas, pueden ayudar a rehidratar el cuerpo.

-Buscar atención médica si es necesario: En casos de deshidratación severa o si los síntomas persisten, es fundamental buscar atención médica profesional.

Es importante recordar que la deshidratación severa puede ser peligrosa y requerir atención médica inmediata. Si la persona afectada muestra signos graves de deshidratación, como confusión, mareos intensos o disminución en la producción de orina, se debe buscar ayuda médica de inmediato.

ARTÍCULOS RELACIONADOS