Acné en adolescentes: 2 rutinas simples para el cuidado facial

El acné en adolescentes requiere de un tartamiento particular.
Acné en adolescentes

El acné en adolescentes es un verdadero problema que decanta en los padres. A la par de la presión social que pueden sufrir los jóvenes, con mensajes cada vez más insidiosos acerca de cómo “deben” verse, atraviesan una edad en la que poco se apegan a las rutinas. Pues, por bien que les haga, los “olvidos” y la deserción son frecuentes.

Por lo mismo es que la Dra. Cristina Eguren propone rutinas que sean simples y siempre al alcance de la mano para que puedan cumplirlas. Y es que el acné en adolescentes no tiene una solución de la noche a la mañana. Cuidar la piel del rostro se vuelve fundamental para evitar que los granos empeoren y comiencen a dejar marcas.

Acné en adolescentes
Las rutinas contra el acné en adolescentes suelen ser difíciles de cumplir.

“¿Hay algo más complicado que lidiar con tu querido adolescente? Sí, lidiar con tu querido adolescente y sus granos de acné”, dice la dermatóloga española en uno de sus tantos posteos instructivos súper útiles para quienes desean aprender sobre el cuidado dérmico. Para “socorrer” a las familias que tienen algún joven con problemas de acné, la experta diseñó 2 rutinas simples.

“Queridas madres de hijos adolescentes (también me valen padres, tías, tíos y otros familiares cercanos), aquí os dejo las claves para construir una rutina cosmética sencilla y eficaz que os ayude a combatir el acné de vuestros hijos”, anticipa. No obstante,  advierte que, “evidentemente la rutina cosmética no substituye ni debe retrasar el tratamiento oral y/o de procedimientos si el caso de acné así lo requiere, pero una buena rutina adaptada a sus necesidades, siempre será imprescindible”. Y en este punto es elemental que los jóvenes acudan donde un dermatólogo quien establezca un tratamiento personalizado, de acuerdo a las condiciones individuales.

Acné en adolescentes
El acné en adolescentes debe ser motivo de consulta médica.

Acné en adolescentes: Cuidado diario

En principio, Eguren plantea dos postulados sobre para tener siempre presente: “lo perfecto es enemigo de lo bueno” y “Vamos a ponérselo fácil” (ya que se trata de adolescentes). En ese sentido, propone una rutina cosmética que esté adaptada a las necesidades de los jóvenes y, “lo más importante”: que sea fácil de cumplir.

  1. Rutina ideal y sencilla:

**Día

-Lavar la cara con un limpiador que ayude a controlar la grasa. Un tip es dejarlo en la ducha para que lo utilice apenas comience a ducharse; lo que ayudará a transformarlo en un hábito.

-Aplicar un producto que refuerce la función barrera.

-Usar un fotoprotector para pieles grasas/acneicas.

Acné en adolescentes
El acné en adolescentes es complejo de tratar.

**Noche

-Volver a lavar la cara con el limpiador elegido más un producto transformador específico para acné. En ese caso, dice la especialista, pueden ser productos con receta médica (ciertos retinoides como ácido retinoico o adapaleno) o sin receta: retinol, AHA’s, ácido salicílico… Un tip en este punto es “aplicar en pauta progresiva ya que estos transformadores pueden producir reacciones de irritación inicial, que son normales y esperables, pero puede que si son intensas, lleven a la deserción del tratamiento.

2.Rutina simplificada

-Prescindir de la crema función barrera de día y aplicar directamente el fotoprotectos tras lavarse la cara.

-En caso de que el lavado no sea de mañana y de noche, al menos debe hacerlo una vez al día en la ducha y luego aplicar el producto con función barrera alterando con el producto específico para acné/transformador.

Estas dos rutinas aseguran que un adecuado tratamiento diario del acné en adolescentes. Pues, más allá de la medicación o de algún tipo de producto específico que tenga recomendado por el dermatólogo particular, es adecuado seguir una rutina de cuidado específica para pieles con esta afección. Vale destacar que, en internet circulan cientos de miles de productos y hasta fórmulas “caseras” para tratar este problema; sin embargo, la mayoría carece de rigor científico-médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS