18-MEA del pelo: qué es y cómo reemplazar su falta

El 18-MEA es determinante para el aspecto del cabello.
18-MEA

La salud del pelo depende también del 18-MEA que sea capaz de producir. Se trata de un aceite hidratante natural de la fibra capilar que puede comenzar a perderse por distintos motivos. Esto hará que el cabello pierda brillo, aumente su frizz y se vea seco y desgastado. La mala noticia, dice la dermatóloga argentina Mariangeles Jofre, es que este componente no se regenera.

Y, ahí está el gran problema para quienes buscan soluciones que eviten la pérdida de este “recurso” del pelo. No obstante, existe en el mercado un producto que puede sustituirlo. Pero a no llenarse de falsas expectativas, como se dijo el 18-MEA no se recupera, solo se puede usar un aceite, cuya función sea similar a suya para mejorar un poco la apariencia del pelo.

18-MEA
Se conoce como 18-MEA al ácido metil eicosanoico.

18-MEA: Cómo se reemplaza

“Lamentablemente es un ácido que, si lo perdemos, no puede recuperarse porque es producido por nuestra glándula que está en nuestro cuero cabelludo y produce ácido”, explica Jofre. Esto se va introduciendo en cada cabello, a medida que nace y crece. “Por eso, una vez que creció y lo retiramos, no puede recuperarse, porque no puede volver a metérselo”, señala la experta.

Sin embargo, no toda son malas noticias. La dermatóloga, sostiene “la industria cuenta con algunos productos que simulan este acido”. Su parte mala es que su efecto no es duradero como el del aceite natural, sino que se pierde con los lavados, debido a los shampoos fuertes, muy alcalinos; también por tratamientos ácidos, alisados, tratamientos químicos, permanente, y tintura… Independientemente de eso,  se puede seguir aplicando el producto si tiene para nosotros los resultados deseados.

18-MEA
Una vez que el 18-MEA se pierde, no se recupera.

La especialista afirma que “la pérdida de este ácido en el pelo es lo que luego nos permite hablar de porosidad. Mientras más pérdida haya de este ácido, o menos se produzca, el pelo es más poroso”.

Un aceite semejante

De todos los productos actualmente disponibles, la médica prefiere uno má al alcance de nuestras manos: el aceite de coco. “Lo ideal es que sea neutro”, dice pero agrega que esto no es determinante, pues en caso de tener el aceite con olor a coco, también se puede aplicar que no quedará su olor.

18-MEA
El aceite coco es el que más se asemeja al 18-MEA.

Para usarlo, la dermatóloga explica el paso a paso en uno de sus videos en Instagram. Se debe dividir el pelo en dos, tomar con las manos un poco del aceite de coco y empezar a esparcirlo de arriba hacia abajo en el largo del pelo. Luego, es necesario recogerse el pelo, ya sea con un atado o con una trenza. Este procedimiento debe repetirse un vez a la semana, unos minutos antes de la ducha. “El aceite de coco es el que más se parece el 18-MEA o el aceite natural del pelo”, agrega la especialista.

ARTÍCULOS RELACIONADOS