Leche: Sus 5 componentes aparte del agua, sus pros y contras

La leche es uno de los alimentos más cuestionados en la actualidad.
Leche

La leche es el primer alimento en la vida de todo ser humano, por lo que, desde tiempos inmemoriales se consideró que no debía faltar en la alimentación a lo largo de la vida. Sin embargo, hace unas décadas, los avances científicos empezaron a desvalorizarla como súper alimento y encontraron que culminada la etapa de la infancia, su consumo ya no era tan beneficioso para el organismo.

¿Qué hay de cierto en todo esto? La Dra. María Martínez Villaescusa, médica española, propone una “Radiografía de la leche”, para contar específicamente cuáles son los 5 componentes de este alimento, además del agua, claro y, con base en ello, cuáles son los pro y los contra de consumirla de manera regular.

Leche
Mucho se habla en la actualidad de los pros y contras de la leche.

Leche, al descubierto

Vale recordar que en el mercado existe una amplia variedad de marcas que se las ingeniaron para quitar o agregar ciertos componentes de este producto. Así es como las góndolas de los mercados se llenaros de versiones, como la “descremada”, la “deslactosada”, con más o menos calorías. Todo a la demanda de artículos cada vez más específicos por parte de los consumidores.

En este contexto, la especialista mencionada habla de las diferentes afecciones que se han detectado debido al consumo de este alimento. “Lactosa, Caseína…Alergias, Intolerancias…cada vez oímos hablar más de los lácteos y muchas veces nos surgen dudas… os dejo esta “radiografía” de la leche por si os puede ayudar”, dice en uno de sus enriquecedores posteos.

Leche
Los nutrientes de la leche se pueden obtener de otros alimentos.

En principio aclara que, “la leche, a excepción de la materna, no nos aporta ningún nutriente que no podamos obtener de otros alimentos”. Pues plantea que “es en un 90% agua”, mientras que, el 10% restante se compone de:

1.Azúcares: 5 g en forma de lactosa. De modo que, para poder absorberla, es necesario que una enzima llamada lactasa la rompa en una molécula de glucosa y otra de galactosa. Si esto no ocurre, no la absorbemos bien, pudiendo ser causa de molestias digestivas.

2.Proteínas: (3-4%), unos 3 gramos de los que un 20% es proteína del suero de leche o whey y el 80% restante es caseína. Existen distintos tipos de caseínas. La más abundante es la beta caseína que supone hasta un 30% del total de proteínas. A su vez, la beta caseína puede ser A1 o A2. La beta caseína 1A es la que solemos encontrar en la leche de vaca de origen español, y la A2 en las de oveja, cabra o en la leche materna.

Leche
La industria creó una gran cantidad de variantes de leche.

La caseína A1 se descompone en beta casomorfina 7, que podría tener efectos inflamatorios si atravesase la barrera intestinal en situaciones en las que su permeabilidad esté alterada.

3.Grasas: 3,5 g. Principalmente saturadas, monoinsaturadas y colesterol. Al desnatar la leche parcial o completamente, también se eliminan las vitaminas liposolubles, que después suelen añadirse de forma artificial.

4.Vitaminas: hidrosolubles del grupo B y liposolubles A,D y E, sin destacar en contenido sobre otros alimentos. No son una gran fuente de vitamina D.

5.Minerales: fósforo, magnesio, zinc, con predominio claro del calcio.

No obstante, Villaescusa aclara que “los productos derivados de la leche, como quesos, yogur, kefir, mantequilla tienen composición distinta, habitualmente menos lactosa y mayor proporción de proteína y grasa”. “También es distinta su composición en vitaminas, minerales y el tipo de microorganismos derivados de la fermentación. Suelen tolerarse mejor”, asegura.

ARTÍCULOS RELACIONADOS