Pre-entreno: 2 opciones sobre qué comer antes de la actividad física

Qué se debe tener en cuenta para una buena alimentación pre-entreno, según una especialista.
Pre-entreno

Una de las dudas más frecuentes de quienes intenta llevar una vida saludable o fit, tiene que ver con la alimentación pre-entreno. Antes de comenzar una rutina, ya sea n el gimnasio o en algún deporte, es bueno tener en cuenta algunas pautas que contribuyan ese tiempo destinado a uno mismo. Para que el trabajo sea de calidad, se necesitará de mucha energía, pero sin que esto implique comer cantidades de alimentos que terminen por fatigar.

“Es una duda que se repite a diario, no existe un alimento específico, un horario, o cierta cantidad de comida, todo es personal y dependerá del horario de tu entrenamiento y tus hábitos alimentarios”, aclara la Lic. en Nutrición, Javiera Hernández. Y, pese a que no hay comidas definidas, plantea 2 opciones a tener en cuenta, de acuerdo al momento del día que cada uno tiene por pre-entreno.

Pre-entreno
La alimentación previa puede jugar a favor o en contra.

Pre-entreno sin contratiempos

La nutricionista, señala que “quienes entrenan en la tarde generalmente son los que tienen menos problema ya que han almorzado o tomado once hace un par de horas y con eso es suficiente, pero ¿qué pasa con las personas que entrenan súper temprano o los que entrenan en la noche?”. Para ellas, deja 2 opciones:

1. Entrenamiento matutino: la comida pre-entreno en este caso, debe ser algo liviano. La idea es no comer mucho justo antes porque el proceso de digestión interferirá con  el rendimiento, ya que también se estará utilizando energía al mismo tiempo. Lo ideal, según indica, es dejar mínimo 30 minutos entre comida y entrenamiento. Con “liviano” se refiere a una fruta, un lácteo descremado o un poco de avena. “Luego llegas a desayunar post entrenamiento”, plantea.

Pre-entreno
Una alimentación pre-entreno matunina será muy distinta a una nocturna.

 A su vez, dice que cuenta que se puede entrenar en ayuna, siempre y cuando uno se sienta con energía y haya cenado bien la noche anterior. “Las reservas de glucógeno aún están por lo que no afectará en tu rendimiento y tampoco afectará a tu masa muscular, luego de eso toma desayuno”, añade.

2.Entrenamiento nocturno: En cuanto a la alimentación pre-entreno, en caso de hacerlo en la noche o después de las 20:00 horas, la recomendación es cenar antes de entrenar (proteína + ensalada + carbohidrato integral) o simplemente comer una pequeña colación (yogurt con avena, frutos secos, 1 fruta, 1 sándwich de pan integral, etcétera). Y luego llegar a cenar post entrenamiento.

Pre-entreno
Elegir adecuadamente los alimentos pre-entreno ayudará a conseguir mejores resultados.

“Si cenaste antes de entrenar, cuando llegues a casa puedes comer algo pequeño, lo mismo mencionado como colaciones o un trozo de algún alimento proteico, un batido de proteína, etcétera”, añade la profesional.

Sabidos estos tips pre-entreno, Hernández recuerda que “todo es súper personal y dependerá de cada persona, estilo de vida y preferencias”. Eso sí, “cuando comas algo liviano, pequeño deja mínimo un espacio de 30 minutos entre comida y entrenamiento”. “Cuando elijas un tiempo de comida más completo (almuerzo, desayuno contundente, cena, etcétera) deja mínimo 1 hora entre comida y entrenamiento”, agregó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS