Prendas engomadas: las 4 cosas que necesitas para lavarlas sin dañarlas

Las prendas engomadas son tendencia, pero su mantenimiento requiere de cuidados especiales.
Prendas engomadas

Desde hace ya tiempo, el engomado se volvió tendencia en las prendas de moda. Se trata de un material que luce perfecto y que, aunque antes se usaba solo en invierno, ahora las prendas engomadas “van bien” durante todo el año.

Con esto se pueden fabricar pantalones, camperas, polleras, tops y hasta camperas. Y a pesar de que las adolescentes y los amantes de la moda lo usan mucho, tiene un defecto más que importante: un mal lavado, puede arruinar la prenda.

Prendas engomadas: las 4 cosas que necesitas para lavarlas sin dañarlas

Entonces surge una gran duda: ¿cuál es la forma más efectiva de lavar las prendas engomadas? Aquí te dejamos una serie de consejos y trucos para extender la vida útil de tu ropa preferida.

Según se viralizó en las redes, la creadora de contenidos @niki.store asegura que lo que NO se debe hacer es meter ropa engomada en el lavarropas. Entonces, se debe lavar a mano, pero de una manera particular.

Prendas engomadas: las 4 cosas que necesitas para lavarlas sin dañarlas

“Un trapito, un bowl con agua, una cucharada de jabón líquido y una cucharada de suavizante”. Asimismo, señala que se deben mezclar todos estos elementos, mojar el trapo y limpiar la prenda de la parte exterior, frotando suavamente para eliminar las manchas.

Un consejo importante es realizar movimientos circulares suaves, recordando que estas prendas son demasiado frágiles. Una vez que se termina de afuera, se debe repetir la modalidad de la parte interna.

Prendas engomadas: las 4 cosas que necesitas para lavarlas sin dañarlas

Más consejos para lavar tus prendas engomadas

Otra cosa más que importante es que la ropa engomada debe secarse a la sombra y cuando sea hora de guardarlas, se las puede “enrollar”, pero sin apretar, dejándola un tanto suelta y mejor aún si se cuelga en perchas.

Cabe remarcar que sitios especializados de limpieza aprueban este método de lavado para las prendas engomadas, pero agregan un paso más: luego de pasar el trapo con agua y jabón, se sugiere repetir la técnica, pero con un trapo con agua limpia, en una suerte de “enjuagado”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS