Laura de la Fuente: Entre la pasión por las comunicaciones y la actuación

Laura de La Fuente

Laura de la Fuente destacó en el festival con su simpatía.

Durante la primera jornada del aclamado festival Lollapalooza Chile 2024, tuvimos el privilegio de encontrarnos con Laura de la Fuente, quien no solo es reconocida por ser parte del stand de Paris y su “Rueda Paris” en el evento, sino también por compartir algunos detalles íntimos sobre su vida y sus pasiones.

Laura, una joven estudiante de Ingeniería Comercial, reveló a nuestro equipo su profundo interés por las comunicaciones y la actuación. “Siempre me han encantado”, confesó con entusiasmo. Esta fascinación por el mundo del espectáculo se remonta a sus raíces, ya que es hija de dos reconocidos artistas: Angélica Castro y Cristián de la Fuente.

Laura de la Fuente

A pesar de estar inmersa en el mundo de los negocios con su carrera universitaria, Laura no pierde de vista su pasión por las comunicaciones y la actuación. “Trato de balancearlo un poco”, expresó, aunque reconoce que a veces puede resultar desafiante.

El verdadero interés de Laura de la Fuente

Cuando se le preguntó sobre sus futuros proyectos en este ámbito, Laura admitió que aún no tiene planes concretos, pero está abierta a las oportunidades que puedan surgir. “Nada muy claro todavía, pero… Pero ahí vamos”, afirmó con optimismo.

En cuanto a sus aspiraciones de futuro, Laura expresó su deseo de explorar nuevas experiencias tanto en Chile como en el extranjero. Aunque ha vivido en el extranjero hasta los 15 años, su amor por Chile nunca ha disminuido. “Siempre fan de Chile”, declaró con orgullo.

Con una carrera prometedora por delante y una mezcla única de pasiones y talentos, Laura de la Fuente está lista para seguir cautivando al público con su carisma y dedicación en los campos de las comunicaciones y la actuación.

Laura de la Fuente

El legado de sus padres

El interés de Laura de la Fuente por las comunicaciones y la actuación parece estar intrínsecamente relacionado con la influencia y el legado de sus padres, quienes son reconocidos actores en la industria del entretenimiento. Siendo hija de Angélica Castro y Cristián de la Fuente, dos figuras prominentes en el mundo del espectáculo, es natural que Laura haya crecido inmersa en un ambiente donde la creatividad, la expresión artística y la comunicación son fundamentales.

Desde una edad temprana, es probable que Laura haya sido expuesta a las diversas facetas de la actuación y las comunicaciones a través del trabajo de sus padres. Ya sea acompañándolos en los sets de filmación, asistiendo a estrenos de películas o participando en eventos de la industria, es probable que haya absorbido conocimientos y experiencias que despertaron su interés en estos campos.

Además, el hecho de haber vivido en el extranjero hasta los 15 años también pudo haber contribuido a su fascinación por las comunicaciones y la actuación. Esta experiencia le habría brindado la oportunidad de conocer diferentes culturas, idiomas y formas de expresión artística, ampliando así su perspectiva y su apreciación por el mundo del entretenimiento.

Laura de La Fuente

Por otro lado, el ejemplo de dedicación y éxito profesional de sus padres probablemente haya inspirado a Laura a seguir sus pasos y explorar sus propias pasiones en el campo de las comunicaciones y la actuación. Al ver el impacto positivo que pueden tener en la sociedad a través de su trabajo, es natural que Laura aspire a hacer lo mismo en su propia carrera.

El interés de Laura de la Fuente en las comunicaciones y la actuación está arraigado en su crianza, influenciado por el ambiente artístico en el que creció y motivado por el ejemplo de sus padres como figuras destacadas en la industria del entretenimiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS